Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Atentos: puede ser un gran momento para comprar acciones

Bolsamanía Bolsamanía 20/01/2016
© Proporcionado por Bolsamanía

"Empezamos 2016 con fuertes caídas de las bolsas y unas sensaciones parecidas a las vividas durante el verano, con China en el epicentro de las preocupaciones de los inversores. Unos flojos datos de actividad económica publicados a principios de año en el país asiático y una leve devaluación del yuan frente al dólar han vuelto a preocupar a los inversores.

Tampoco han ayudado los mecanismos de ‘cortocircuito’ que ponían en marcha las autoridades chinas a principios de año –afortunadamente ya desactivados- para cerrar las bolsas en caso de producirse caídas del 7% durante la sesión y que han alimentado una espiral de ventas de los inversores minoristas".

Es la visión de mercado de los expertos de Abante Asesores. "Empiezan a publicarse informes de bancos de inversión con previsiones de caídas hasta 20 dólares, lo que suele ser un buen indicador contrario después de movimientos de precios tan extendidos", añaden estos expertos.

CHINA: El ATERRIZAJE DE LA ECONOMÍA NO SERÁ BRUSCO

Las fuertes caídas de la bolsa china, en nuestra opinión, obedecen más a factores técnicos que fundamentales"En estos momentos de tensión, consideramos que es importante coger un poco de perspectiva y mirar a los fundamentos económicos antes de tomar decisiones precipitadas. China se está desacelerando en su proceso de transformación desde una economía basada en la inversión a otra centrada en los servicios y el consumo.

Es previsible una ralentización del crecimiento económico para este año hasta el 6,0% - 6,5%, desde el casi 7% del 2015. Las fuertes caídas de su mercado doméstico, en nuestra opinión, obedecen más a factores técnicos que fundamentales", afirman Sobre China.Sobre la economía mundial, comentan que "las economías desarrolladas siguen evolucionando positivamente.

Se estima un crecimiento medio cercano al 2%. En su conjunto son grandes beneficiarias de un precio de petróleo barato, pues la demanda interna, el consumo, supone unas dos terceras partes del PIB. En las economías emergentes es donde –en algunos casos- el impacto de la caída de las materias primas constituye un factor negativo. De media se prevén crecimientos del PIB próximos al 4% para 2016.

Pero con grandes divergencias. China e India se espera crezcan a tasas superiores al 6%, mientras que países como Rusia y Brasil mantendrán tasas de crecimiento negativas. El mundo, donde el PIB se reparte a medias entre países desarrollados y emergentes, crecerá cerca de un 3% en el 2016 –el Banco Mundial acaba de actualizar su previsión al 2,9%-".

LA RENTA VARIABLE SIGUE SIENDO SU OPCIÓN PREFERIDA DE INVERSIÓN

En renta variable seguimos viendo las mejores oportunidades a medio plazo, más si cabe tras las caídas de los dos últimos meses. Respecto a los beneficios empresariales, "las empresas se encuentran todavía en un entorno propicio para generar buenos retornos, con un crecimiento económico razonable, tipos de interés bajos -sobre todo en Europa- y costes reducidos (laborales, materias primas)".

Además, comentan que "en renta variable seguimos viendo las mejores oportunidades a medio plazo, más si cabe tras las caídas de los dos últimos meses. Japón, Europa y emergentes ofrecen valoraciones atractivas, aunque en estos últimos mantenemos una posición de prudencia y reducida exposición en las carteras. Seguimos infraponderando Estados Unidos por tener una valoración más ajustada".

En su opinión, "el panorama económico no se ha deteriorado de manera significativa durante los dos últimos meses. Sin embargo, las bolsas han sufrido un fuerte castigo, que consideramos excesivo y una buena oportunidad para recomponer/incrementar los niveles de riesgo de las carteras de cara a una posible recuperación de los mercados".

NO TODOS SON VISIONES POSITIVAS PARA LOS MERCADOS

Pese a esta visión positiva de la renta variable por parte de Abante Asesores, lo cierto es que no todo son visiones positivas sobre la evolución de las bolsas. Albert Edwards, estratega de Societe Generale (SocGen) y conocido por sus previsiones pesimistas, señala que el S&P 500 puede desplomarse un 75% desde su máximo histórico, hasta 550 puntos.

EL MERCADO BAJISTA EN WALL STREET YA HA COMENZADO

Las opiniones de Edwards no son nuevas, ya que este analista, conocido como un 'bajista permanente', nunca se ha mostrado convencido del mercado alcista que comenzó en 2009 en Estados Unidos, pese a que el SP 500 ha conseguido multiplicar por tres su valoración en estos años.Creo que caeremos por debajo de ese nivel de 666 puntos en el actual mercado bajista.

Edwards está convencido de que Wall Street ya se encuentra en un mercado bajista, pese a que este tipo de mercados son denominados así cuando acumulan caídas superiores al 20% desde sus máximos. En su opinión, la caída de la producción industrial en Estados Unidos indica la primera fase de la recesión para la economía americana."El anterior mercado bajista marcó un mínimo en marzo de 2009 cuando el SP tocó los 666 puntos. Creo que caeremos por debajo de este nivel en el actual mercado bajista", ha señalado Edwards durante una conferencia con inversores, en la que se ha presentado la previsión de SocGen para 2016."

Parece que todo está coincidiendo en este momento. Creo que la gente normalmente viene a este evento para saber a qué enfrentarse en el peor de los escenario y sentirse bien. Pero esta vez he visto a la gente muy nerviosa", ha explicado Edwards, según ha publicado MarketWatch.

EDWARDS SIEMPRE HA SIDO MUY CRÍTICO CON LA RESERVA FEDERAL

La futura carnicería" es el resultado indirecto del programa de estímulos monetarios lanzado por la Fed tras la crisis financiera. Edwards ha sido uno de los analistas más críticos con la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, debido a que considera que ha tenido efectos adversos para la economía y las bolsas, aunque parezca lo contrario.

"La futura carnicería" es el resultado indirecto del programa de estímulos monetarios lanzado por la Fed tras la crisis financiera. En su opinión, esos estímulos sólo han servido para "inflar los precios de los activos hasta la estratosfera".Edwards ha señalado que "la burbuja de las materias primas y el boom de las inversiones petrolíferas en Estados Unidos han sido consecuencia del programa QE de la Fed. La ilusión de la prosperidad de ese boom ha estallado ahora".

MÁS SEÑALES DE ALARMA EN EL MERCADO

Este giro de los inversores hacia valores defensivos es una señal importante de que ha comenzado un mercado bajista. Por su parte, Andrew Lapthorne, otro de los expertos de SocGen, comparte la misma visión pesimista de su colega Albert Edwards. Entre otros signos preocupantes para el mercado, este experto ha observado que los inversores especializados en identificar los valores que mejor acompañan a la tendencia del mercado han comenzado a comprar valores defensivos.

Este giro de los inversores hacia valores defensivos es una señal importante de que ha comenzado un mercado bajista. En opinión de Lapthorne, no hay que lanzarse a comprar acciones sólo porque hayan bajado o "parezcan baratas. Pero como las valoraciones han subido tanto, estamos lejos de ver acciones atractivas por valoración".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon