Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Baloncesto masculino: Con juego y alma tampoco se gana a Estados Unidos (76-82)

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 19/08/2016 Carlos Rodríguez

No pudo ser. Después de un partido de desgaste físico y de dar todo lo que tenían dentro, España tendrá que conformarse con la lucha por el bronce después de que Estados Unidos tuviese tres minutos de inspiración en el tercer cuarto que, a la postre, sirvió para que los de Scariolo no pudiesen acercarse. Los árbitros sacaron de quicio a los jugadores nacionales y fueron sancionados con varias técnicas.

Hay veces que desde hora antes de comenzar un partido hay cierto aroma a algo grande. desde el pasado miércoles los chicos de Scariolo se creyeron que podía pasar algo gigante, y visto lo visto sobre el parqué lo demostraron con creces. Porque ni con un Pau Gasol mermado, ni con una actuación arbitral dejando mucho que desear, ni con la historia en contra, han dejado de demostrar que es la mejor selección española en un parqué de baloncesto.

Durante los primeros 20 minutos, se vio a dos equipos que intentaron hacer todo lo posible para ofrecer un gran espectáculo, pero en este tipos de partido, a veces, hay quien se cuela en la fiesta gente que no está invitada. La actuación del trío arbitral fue bochornosa. El partido estaba siendo realmente limpio y sin encontronazos, pero los colegiados decidieron pitar técnica por absolutamente todo lo que pasaba ante sus ojos: Scariolo, Felipe Reyes, Ricky, Mirotic, Durant y el banquillo estadounidense aún se preguntan por qué extraña razón se les sancionaron.

© Proporcionado por Bolsamanía

Pero vayamos al parqué. Lo de España es digno de estudio hasta por los hombres de 'Expediente X'. Tras un mal inicio de campeonato, en las semifinales volvió a demostrar que no le importa bailar con la más fea en la fiesta de graduación más importante de su vida. Guiado por un espectacular Pau Gasol en ataque, sus compañeros estuvieron metidos durante la primera parte en cuanto a anotación dentro de la pintura.

Lástima que los lanzamientos de tres se estuviese algo flojo. Estados Unidos se valió de su poderío físico para recoger todo lo que fallaba también en los triples. Es lo que tiene tener un traje diferente para cada ocasión. España sacó el mono de trabajo, pero Estados Unidos sacó el mismo, pero además lució el de los domingos por la mañana cuando era necesario, el de lo viernes por la noche y hasta el de un martes de cañas. Y en lo que dura dos peces de hielo en un whiski 'on the rocks' como diría Sabina se esfumaba la primera parte con un parcial de 39-45. Las espadas quedaban en todo lo alto y la segunda mitad invitaba a no perderse ni un solo segundo de ello.

ESPAÑA PAGA CARO DOS MINUTOS

Estados Unidos es como ese niño travieso que toda familia tiene. Puedes estar vigilándole, atarlo en corto para que no la arme, pero si te descuidas un solo minuto te ha puesto todo patas arriba. Todo estaba igualado, muy igualado con una ventaja de cuatro puntos, pero el salvaje de Kevin Durant hizo que las opciones españolas se diluyesen como un terrón de azúcar en café americano hirviendo.

Los últimos diez minutos sirvieron para hacer un intercambio de golpes, donde Estados Unidos se relajó pensando, tal vez, en la final y donde España sacó el orgullo que parecía haber perdido en los dos primeros partidos, donde tal vez, con algo más de juego y acierto en la primera fase, este choque se habría tenido que jugar el próximo domingo en la lucha por el oro; como casi siempre.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon