Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Banco Popular inicia las negociaciones con los sindicatos para ajustar plantilla y cerrar oficinas

Bolsamanía Bolsamanía 15/09/2016 Óscar Giménez
© Proporcionado por Bolsamanía

Banco Popular comienza oficialmente este jueves el proceso para realizar un profundo ajuste que le permita reducir costes y aumentar la rentabilidad del negocio. Éste es el objetivo marcado por la entidad, que pasaría por un recorte de personal y de sucursales, para lo que ha iniciado ya las negociaciones con los sindicatos.

La entidad "ha comenzado hoy las negociaciones con los sindicatos acerca del nuevo plan de optimización", señala un comunicado de Banco Popular. En el mismo, se señalan tres criterios: transformar y adaptar las actuales estructuras territoriales de apoyo a la red comercial, optimizar la red de sucursales, y redimensionar los servicios corporativos y áreas de servicios centrales.

El primer punto hace referencia a buscar un modelo de oficina más "ágil" y "eficiente", mientras que el segundo entra ya en el ajuste. La meta pasa por adaptar "la dimensión de los equipos humanos en determinados entornos con el objetivo de mejorar la rentabilidad del negocio y dotando a la red de sucursales de los medios técnicos adecuados a través del proceso de transformación digital por el que la entidad apuesta". Es decir, apostar por la digitalización y reducir costes al disminuir el número de empleados.

Por último, el banco señala que ajustará "las estructuras al nuevo modelo y dimensión de la red comercial e implantando procesos tecnológicamente más avanzados, contribuyendo a mejorar la eficiencia y el nivel de servicio prestado". En este caso, hace referencia al plan de cerrar sucursales, en un ajuste de recursos que también afectará a los servicios centrales.

ESCENARIO DIFÍCIL PARA POPULAR

Las acciones de Banco Popular han cerrado con una caída del 0,43%, y en el acumulado del año retroceden un 57,5%. Este descenso, mucho más abrupto que para el resto del sector financiero, prueba las dificultades por las que atraviesa el banco. Fruto de ello, el 26 de mayo anunció una ampliación de capital de 2.505 millones de euros, con el objetivo de "fortalecer el balance y mejorar tanto sus índices de rentabilidad como sus niveles de solvencia y de calidad de activos".

Dos meses y medio después de la ampliación, Popular nombró a Pedro Larena como consejero delegado en sustitución de Francisco Gómez, que llevaba en el cargo desde 2013. Así, uno de sus primeros pasos como CEO del banco podría ser el diseño y ejecución de un fuerte ajuste de la plantilla y de la red de oficinas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon