Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Banco Popular, lo que no se sabe de su ampliación

Bolsamanía Bolsamanía 02/06/2016 Lorena Sacristán

La ‘macroampliación' de capital de 2.505 millones de euros anunciada por el Banco Popular el pasado 26 de mayo llevó a la entidad a que sus acciones cayesen hasta un 32,51% en las sesiones de ese mismo jueves y del viernes siguiente. El objetivo de este movimiento es reforzar su balance y asegurar la rentabilidad futura de la entidad, según justificó el grupo bancario.

A pesar del descenso en el Ibex 35, el banco se ha convertido en el gran protagonista de la bolsa y ha recibido un fuerte interés de los inversores para acudir a la ampliación. Los títulos de la entidad, presidida por Ángel Ron, empezaron la semana con ganancias de más del 2%. A mitad de semana subían más de un 7%. Este jueves han cerrado con una subida del 5,23% hasta los 1,67 euros.

Por otro lado, el pasado lunes se anunció que el banco se ha cubierto las espaldas y se ha asegurado 77 millones de euros en concepto de pensiones, lo que ha supuesto un aumento del 38% del dinero reservado a cubrir el retiro de sus consejeros ejecutivos actuales y de los que lo habían sido con anterioridad, en comparación con el primer rescate en noviembre de 2012.

Unos días antes de que Popular sorprendiera con este anuncio, la jefa de supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Daniéle Nouvy, se reunió con altos ejecutivos del sector financiero español. Poco ha trascendido de dicho encuentro, pero sí ha dejado palpables dos mensajes. Por un lado, la necesidad de avanzar en los procesos de digitalización y, por otro, animar a las entidades a avanzar en procesos de concentración.

Ahora bien, ¿por qué Banco Popular hace esta ampliación de capital? ¿Ha influido la reunión del BCE celebrada unos días antes del anuncio? ¿Existe alguna explicación que se está ocultando? ¿Desde Europa están presionando al sistema financiero español para que las entidades se fusionen? Expertos en la materia han compartido su opinión sobre estas y otras cuestiones.

DOS AMPLIACIONES EN 4 AÑOS Y SUPRESIÓN DE LOS DIVIDENDOS

Banco Popular realizó una ampliación de capital en noviembre de 2012 por un importe de 2.500 millones de euros y casi cuatro años después repite la misma acción con el objetivo de recapitalizar y sanear el grupo. Para el analista de XTB, Adrián Poyo, con esta ‘inyección de dinero fresco' el balance del banco estará ‘mucho más saneado y mejorará sus ratios de capital.

En la misma línea, la analista de Renta 4 Banco, Nuria Álvarez, opina que la ampliación tiene por objeto ‘mejorar la cobertura del elevado importe que mantienen en activos no rentables, mejorando el balance y posicionándose en un punto de partida que les permita llevar a cabo las desinversiones de dichos activos más rápidamente y así mejorar los niveles de rentabilidad en el actual contexto'.

No obstante, Poyo plantea una cuestión: ‘¿es creíble el programa de ajustes que ha planteado la dirección, que contempla una desinversión de 15.000 millones de euros en activos improductivos? En su opinión, no está claro que con estos 2.500 millones ‘se solucionen por completo los problemas del banco', ya que vender los ‘activos tóxicos o participar en una operación corporativa' son acciones condicionadas por el clima político'.

‘Tras muchos meses de rumores, a Popular no le ha quedado más remedio que apelar al mercado para salvaguardar su solvencia. Las exigencias regulatorias del BCE , más su amplia cartera de activos morosos y una dura sentencia en contra sobre las cláusulas suelo, ha sido demasiado para la entidad, que con esta recapitalización, además de la suspensión de su dividendo, logra apaciguar los ánimos y cubrirse ante una opa hostil, en un momento donde todo apunta a una consolidación en el sector con fusiones e integraciones', afirma Poyo.

Para la responsable de análisis y producto de Selfbank, Victoria Torre, 'la situación no es novedosa, ya que desde hace años se va advirtiendo de la debilidad de la entidad'. Según la analista, 'da la sensación de que Popular va más rezagado que el resto en su intento de adaptarse a los nuevos tiempos, lo que podría dificultar su capacidad para captar cliente y retener a los actuales',

Además, al tiempo que el banco vuelve a solicitar un rescate a sus inversiones, el consejo de la entidad ya tiene garantizado 76,6 millones en pensiones, recuerda Poyo. Pero Álvarez señala, en relación a estas dos acciones, que ‘es importante separar las necesidades del banco en términos de coberturas de activos frente a la política de remuneración del Consejo de Administración'.

EUROPA QUIERE CONCENTRAR EL SISTEMA BANCARIO ESPAÑOL

Como ya se ha comentado, aunque no se sabe con exactitud los asuntos que se trataron en la reunión del BCE, si quedaron latentes dos temas, uno de ellos es el interés por parte del organismo europeo en que las entidades españolas avancen en el proceso de concentración.

En este sentido, Poyo considera que la ampliación anunciada ‘probablemente sea el pistoletazo de salida de la última vuelta de tuerca del proceso de concentración del sistema bancario español', porque para el analista de XTB, ‘el Banco Popular, a estos múltiplos y sin accionistas de control, es un claro candidato a ser adquirido'.

Las grandes entidades españolas, como BBVA y Banco Santander, han respondido al llamamiento lanzado por el banco y serán dos de los principales bancos que responderán con su capital ante la ampliación del Popular.

En cambio, Álvarez cree que, aunque las operaciones no se deben descartar del sector, este tipo de operaciones entre entidades españolas ‘van en contra del propio sector'. Según explica la analista, las entidades están haciendo esfuerzos por diversificar sus fuentes de ingresos tanto por tipo de negocio como por regiones. Mejorar la rentabilidad aumentando su exposición resulta complejo y por tanto las operaciones corporativas que puedan darse podrían retrasarse en el tiempo una vez la incertidumbre regulatoria haya cesado.

LOS TIPOS NEGATIVOS ESTÁN MATANDO A LA BANCA

En la reunión entre los altos ejecutivos del sistema financiero y el BCE, el presidente de BBVA, Francisco González, dijo que ‘los tipos negativos están matando a la banca'. Este es el sentimiento del sector, según explica Poyo, quien afirma que estas palabras solo encontraron en los reguladores aceptar que ‘el negocio es difícil'. En este sentido, la presión regulatoria para limitar el mercado a una ‘exclusiva lista de bancos con capital muy reforzado' aumenta. Con esta ampliación, ‘Popular aplaza una absorción que el mercado empezaba a descontar', admite Poyo.

La cuestión sigue pendiente y en medios financieros lo único que se discute es el alcance del proceso y cuántos de los 18 bancos actuales sobrevivirán. Entre los gestores activos españoles, Banco Popular no tenía una especial popularidad, matiza Poyo.

Sin embargo, Álvarez sostiene que ‘la semana pasada se publicaron las actas del BCE pero la reunión es el próximo jueves, por tanto el anuncio de la ampliación se ha hecho con anterioridad. No esperamos nada nuevo por parte del BCE, de todos modos una decisión como la de Popular debería ser independiente frente a lo que pueda esperarse del BCE.

Torre hace referencia a la opinión del FMI. En este sentido, el organismo considera que el proceso de consolidación del sector podría haber terminado. Los bajos tipos de interés, que presionan el margen de las entidades y la nueva regulación son algunos de los factores que están poniendo a prueba el negocio de la banca, y 'no todas las entidades saldrán airosas del paso'.

LA REACCIÓN DEL CONSEJO, LA CLAVE DE LA AMPLIACIÓN

Se puede pensar que no se ha contado todo sobre este movimiento que ha realizado el Popular. En palabras de Poyo, el consejo tiene el 24% del capital y la reacción de éste será ‘la clave'. En el caso de una disolución, Ron recibiría un mensaje negativo a su gestión y ‘se quedaría sin su mejor escudo defensivo anti-compras'.

© Proporcionado por Bolsamanía

‘Los 2.500 millones de la ampliación llegarán para desatascar una situación que parece irresoluble. El Popular tiene una gran cartera de inmuebles y suelo que le consumen recursos financieros y operativos. No puede venderlos porque le generan pérdidas. Al mismo tiempo, los bajos tipos de interés golpean al 90% de su negocio, que es de banca minorista, lo que cercena sus ingresos de forma irremediable', destaca Poyo.

El Banco Popular ha tenido que recortar 350 millones los beneficios del pasado año para asumir la devolución de las cláusulas suelo de las hipotecas, lo que ha provocado que la rentabilidad sobre los recursos propios sea del 0,83%. Como consecuencia, ‘los inversores venden sus acciones, se devalúa la entidad y el peligro es que sea comprado por un competidor', advierte el analista de XTB.

'Los motivos aducidos para la operación están perfectamente justificados, y la entidad ha sido clara en cuanto a sus intenciones. Es más que probable que las entidades tengan que seguir fortaleciéndose debido a las exigencias regulatorias, y la operación de Popular le da un cierto margen', asegura la responsable de Selfbank.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon