Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bancos y Fintech en 2025: ¿una alianza bastante improbable?

Bolsamanía Bolsamanía 24/04/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Los bancos tradicionales se enfrentan a la transformación de la industria más importante de los últimos años, debido a dos cambios muy importantes a nivel mundial. La manera en la que actuamos con el dinero digital, que ha abierto el mundo de las finanzas a la disrrupción tecnológica, y los cambios tecnológicos que ha sufrido el consumo minorista.

Según techcrunch.com, en tan sólo diez años los bancos pueden convertirse en starups tecnológicas. Los bancos se especializarán en mejorar la experiencia de consumo de sus clientes. Según este portal, los bancos han perdido terreno frente a nuevas empresas como PayPal y Square a la hora de construir el futuro de las finanzas online.

Sin embargo, los bancos no desaparecerán, ya que la infraestructura bancaria, el sistema de transferencia del dinero, es demasiado complejo para que startup lo reemplace. Pero para mantener este dominio, los bancos necesitan dar un giro radical a su estrategia, para ofrecer a sus clientes un servicio similar al que ofrecen las mejores startups financieras. De lo contrario, en 10 años pueden quedar relegados a un segundo plano.

LOS BANCOS TENDRÁN QUE OFRECER UN MEJOR SERVICIO

Porque ahora, las tradicionales oficinas bancarias han perdido gran parte de sus funciones, mientras los usuarios cada vez buscan más poder hacer todas sus operaciones a través de la web con sus dispositivos móviles, o a través de sus ordenadores en sus domicilios. Y ahí es donde las startups tecnológicas están ganando la partida.

Los expertos de Goldman Sachs calculan que las fintechs pueden robar a los bancos ingresos anuales a nivel mundial por valor de 4,7 billones de dólares, lo que supone unos 470.000 millones de dólares de beneficios anuales.

Así, los bancos no tendrán más remedio que comprar empresas exitosas de este tipo o igualar su estrategia y sus servicios. Por ejemplo, a medio plazo, un botón de WhatsApp puede ser uno de los nexos de unión más importantes con los bancos tradicionales.

Por ejemplo, BBVA compró Simple en Estados Unidos para ofrecer el servicio que estaban esperando muchos consumidores. A largo plazo, es previsible que muchas fintechs exitosas sean adquiridas por grandes bancos para seguir prestando sus servicios.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon