Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bank of America: "Los mercados adictos piden más droga fiscal"

Bolsamanía Bolsamanía 19/08/2016 Marco Collado

Los mercados financieros se han enganchado a las extraordinarias políticas monetarias con las que los bancos centrales han combatido a la crisis. Pero quieren más, ahora sueñan con mayores estímulos fiscales pero Bank of America avisa de que las bolsas se podrían decepcionar si estos no se producen.

© Proporcionado por Bolsamanía

El banco de inversión americano destaca la “adicción del mercado a estas políticas no convencionales” que según ellos “tenían sentido al inicio de la crisis” pero que en algunos casos están yendo más allá de lo deseado.

En los últimos meses, las promesas de estímulos fiscales han alimentado a los mercados, que han conseguido recuperarse incluso de grandes shocks como el Brexit. Sin embargo, este ‘dopaje' de los mercados no se está trasladando a la economía real. La mayoría de las economías importantes apenas consigue crecer y estas políticas comienzan a preocupar a los inversores, que cada vez reclaman más estímulos que hagan subir a las bolsas.

Europa y Japón están viendo cómo estas políticas tienen un efecto cada vez más limitado, justificando las preocupaciones de Merill Lynch. Por otro lado, la Reserva Federal de EEUU (Fed) parece estar comprometida a subir los tipos de interés tan pronto como sea posible. Según el banco americano, esto muestra la evidencia de que estas políticas monetarias que se están llevando a cabo no tienen coste cero y “conllevan una distorsión del mercado”.

Sin embargo, en su análisis sugieren precaución, ya que una política de estímulos fiscales podría suponer a unos menores estímulos monetarios, llevando a un fortalecimiento de las divisas implicadas.

NO HAY DEMASIADO MARGEN PARA UNA EXPANSIÓN FISCAL

A pesar de que los mercados siguen pidiendo más estímulos, desde Bank of America no ven necesidad de ello y, de hecho, no creen que haya demasiado margen para que estos se lleven a cabo. Argumentan los elevados niveles de endeudamiento que han tenido históricamente las grandes economías como el principal freno para que se produzcan. Los únicos con margen para llevar a cabo esta expansión fiscal serían países como Australia, Suiza o Noruega, pero “son demasiado pequeños como para contagiar su efecto a los mercados”.

Con el foco en Japón, no ven probable el llamado “helicóptero monetario” en el corto plazo, no ser que se produzca un shock de mercado que lo haga inevitable. Además señalan que una política fiscal más agresiva podría llevar a una reducción de la monetaria, lo que seguramente decepcionaría a los mercados.

En Reino Unido, el Banco de Inglaterra (BoE) ya ha anunciado nuevos estímulos monetarios y se da por hecho que el gobierno tendrá que aplazar los planes de austeridad previos al Brexit. Los analistas de Bank of America destacan que esperan que Gran Bretaña entre en recesión y dudan sobre si una política de estímulos fiscales llegaría a tener el efecto deseado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon