Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Barclays apuesta por un euro más fuerte contra el dólar en el segundo trimestre

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 23/03/2017 Noemí Jansana
© Proporcionado por Bolsamanía

Los analistas de Barclays se unen al resto de firmas que prevén una apreciación del euro contra el dólar en el próximo trimestre. Los expertos de la entidad británica aducen a la incertidumbre que rodea el camino del dólar en el ámbito fiscal y de comercio exterior, que puede desembocar en “diferentes escenarios”, para vaticinar que el ‘billete verde' seguirá con su actual declive hasta cambiarse a 1,09 unidades a tres meses vista, frente a su rival europea.

“La ventaja cíclica del dólar podría erosionarse a medida que se materialice un crecimiento global más robusto y la inflación mundial siga subiendo. Esta situación favorecerá los movimientos laterales en el tipo de cambio, sin un impulso significativo que llegue desde el plano político”, señalan estos analistas, que barajan, como escenario más probable para el resto de 2017, que “sólo se dé un modesto recorte de impuestos en EEUU y medidas proteccionistas de carácter simbólico”.

Este panorama, sumado a la “cauta subida de tipos de la Fed, que parece que ya se ha descontado en gran medida por los mercados”, sirve de base para que su pronóstico sea que el dólar sólo repunte hacia la segunda mitad del año, cuando se cambiará a 1,06 unidades contra la ‘moneda única', para seguir con sus ascensos hasta el cambio de 1,04 unidades en el último trimestre. Será entonces cuando hallará “un techo”. De hecho, para el primer trimestre de 2018, creen que volverá a depreciarse hasta las 1,05 unidades contra el euro.

Esta predicción es menos optimista que la de otras firmas que también han revisado recientemente sus predicciones en el euro/dólar. Citi es mucho más optimista y fija el límite de la remontada del euro en los 1,10 o 1,12 dólares en el segundo trimestre, mientras Deutsche Bank también espera que escale hasta los 1,10 dólares.

MENOS RIESGOS POLÍTICOS EN 2017

Barclays coincide con el resto de firmas de inversión en que la aceleración de la economía y el repunte de la inflación, además de la perspectiva de un endurecimiento de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), entre finales de 2017 y principios de 2018, son factores “que se están descontando ya en el precio del euro, que se acerca a un momento clave”.

Añade la entidad británica al caldo de cultivo de un euro más caro el factor de que “se habían sobredimensionados los riesgos políticos en el precio de la moneda europea”, por lo tanto, al aliviarse la escena política con los buenos resultados de las elecciones en Holanda y la caída de las posibilidades de que Marine Le Pen se haga con el Elíseo, “ofrecen un potencial alcista para el euro en el corto plazo”.

Sin embargo, avisan estos expertos que la política volverá a jugar un papel crucial en el euro en 2018, con las elecciones italianas y la deuda de los bancos griegos y portugueses en el calendario.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon