Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Barclays empeora sus previsiones de resultados para Popular aunque otorga un potencial del 20%

Bolsamanía Bolsamanía 04/11/2016 Óscar Giménez

Los analistas de Barclays han emitido un informe sobre Banco Popular en el que mantienen su recomendación en "neutral", y reducen el precio objetivo un 21% desde los 1,4 euros hasta los 1,1 euros. Aun así, tras los recientes descensos y el desplome acumulado del 66% en el año, este nivel otorga un potencial de revalorización del 20% al valor. El título se deja un 0,43% este viernes, hasta los 0,929 euros.

Los expertos de Barclays han emitido una nota para clientes en la que analizan la situación de Banco Popular una semana después de presentar los resultados trimestrales de la entidad. El banco presidido por Ángel Ron registró un beneficio de 94 millones de euros entre enero y septiembre, un 66% menos que en el mismo periodo del año anterior.

© Proporcionado por Bolsamanía

Tras estas cifras, los analistas de la entidad británica han empeorado sus previsiones para Popular. Ahora, esperan pérdidas atribuibles de 2.481 millones de euros para el conjunto de 2016, frente a la proyección anterior de 2.138 millones de euros. Para el año que viene, pronostican un beneficio de 366 millones, que en este caso mejora respecto a los 336 millones previstos anteriormente. Para 2018, la estimación es de ganancias de 639 millones, muy por debajo de los 757 millones anticipados antes por el equipo de análisis de Barclays.

El informe también expone el plan de ajuste de Popular, que tras la última reunión con los sindicatos se había reducido a 2.592 puestos de trabajo, con el cierre además de 302 oficinas. Por otro lado, la entidad prepara la desconsolidación de sus activos inmobiliarios e improductivos de balance en una nueva sociedad que sacaría a bolsa si los reguladores se lo permiten. Asimismo, la entidad ha destinado la totalidad del beneficio del segundo y del tercer trimestre a provisiones extraordinarias.

"POCA CLARIDAD" EN LA SEPARACIÓN DEL NEGOCIO INMOBILIARIO

“Aún no ha comenzado la reestructuración”, recuerdan en Barclays, que resumen que el objetivo es reducir el riesgo del balance casi a la mitad, elevando el ratio de rentabilidad sobre el patrimonio (RoTe) por encima del 9% en 2018 con un ratio de solvencia CET1 de más del 12%”. Sin embargo, el proyecto de separar el negocio inmobiliario tiene aún “poca claridad”.

De hecho, a no ser que haya una recuperación muy fuerte del mercado inmobiliario, en Barclays creen que serán necesarias nuevas provisiones. Además, cree que habrá más presión sobre los ingresos de gestión, con una reducción más pronunciada en los ingresos por operaciones comerciales de lo anticipado anteriormente. Aun así, en estos conceptos Barclays tiene una previsión “más positiva” que para el resto de bancos españoles.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon