Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

BBVA incrementa la previsión de crecimiento de la economía española al 3,1% en 2016

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 10/08/2016 Bolsamanía

La economía española crecerá un 3,1% en 2016. Así lo asegura un informe de BBVA Research que muestra una mejoría de cuatro décimas respecto a su previsión anterior. Sin embargo, la estimación de crecimiento cae para el año que viene y se sitúa en el 2,3%. El efecto del Brexit sobre el conjunto de la economía española será limitado, pero se notará en las exportaciones.

BBVA Research confirma los sesgos al alza sobre el crecimiento del PIB español en 2016 y a la baja en 2017. El servicio de estudios de BBVA señala que “se espera que el crecimiento alcance el 3,1% en promedio este año y el 2,3% el siguiente. Esto supone una revisión de cuatro décimas del PIB y del -0,4 puntos porcentuales respectivamente frente a las previsiones de hace tres meses”.

Algunos riesgos que se han materializado en los últimos meses hacen revisar a la baja el crecimiento para 2017, entre ellos está la salida del Reino Unido de la Unión Europea, conocido como Brexit, y la incertidumbre de la política económica en España.

CREACIÓN DE EMPLEO

La creación de empleo proseguirá durante los próximos trimestres. A pesar de que la EPA del segundo trimestre decepcionó, la mejora de las perspectivas de crecimiento para 2016 sugiere que la ocupación podría aumentar en torno al 2,9% este año, una décima más de lo esperado hace tres meses. La tasa de desempleo se reduciría 2,5 puntos hasta el 19,6% (19,8% en mayo).

El deterioro de las expectativas para 2017 sesga a la baja la creación prevista de empleo hasta el 2,1%. Sin embargo, el crecimiento exiguo de la población activa compensaría el menor aumento de la ocupación, por lo que tasa de paro continuaría disminuyendo hasta el 18,5%. "A pesar de que las perspectivas del mercado laboral son positivas, todavía queda un largo camino por recorrer", apuntan en el informe.

LA VULNERABILIDAD ECONÓMICA EN AUMENTO

Durante el primer semestre, la economía se apoyó, principalmente, en el consumo de las familias y en las exportaciones de servicios. La economía española del primer semestre no ha mostrado apenas signos de desaceleración. Sin embargo, alertan que la vulnerabilidad de la economía española va en aumentado. Por esta razón, desde BBVA Research aseguran que es deseable que se definan "cuanto antes" las políticas económicas a implementar durante los próximos años.

Durante el segundo trimestre del año, la inversión en vivienda y las exportaciones turísticas mantuvieron una evolución positiva, estas últimas favorecidas por las tensiones geopolíticas en los principales países competidores. Además, tanto la inversión en maquinaria y equipo como las exportaciones de bienes parecen haber retomado impulso. La inversión en construcción no residencial fue el único componente que ralentizó el crecimiento.

Además, la vulnerabilidad de la economía española continúa en aumento debido, a nivel interno, al mantenimiento de la incertidumbre sobre el futuro de la política económica y a la relajación del ajuste en las finanzas públicas.

Aunque el nuevo objetivo déficit fijado para el 2016 es asequible (4,6% del PIB), se requerirán medidas adicionales para alcanzar el compromiso del 3,1% del PIB en 2017. Estas últimas deberán ser definidas cuanto antes para poder anticipar el impacto que tendrán sobre la economía y las cuentas públicas españolas a largo plazo.

Con todo, la recuperación de la economía española continuará, apoyada en elementos tanto internos como externos. No obstante se debería seguir con el proceso de mejoras que permitan la evolución del crecimiento y la creación de empleo.

EFECTO BREXIT

© Proporcionado por Bolsamanía

A nivel externo se han producido una serie de acontecimientos negativos, que han incidido en la volatilidad de los mercados financieros y afectan, sobre todo, a las perspectivas de exportación para España. Por un lado, se espera que el crecimiento de EEUU solo alcance tasas alrededor del 2 en el bienio 2016 – 2017, lo que supone cinco décimas menos de lo previsto hace tres meses.

Por otro, a pesar de que la actividad de la UEM muestra en 2016 un comportamiento mejor del previsto anteriormente, “el resultado de la consulta sobre la salida del Reino Unido en la Unión Europea, Brexit, tendrá efectos negativos sobre el PIB durante los próximos meses, lo que reduce la previsión de crecimiento de 2017 en 0,4 puntos porcentuales hasta el 1,5%”.

El efecto del Brexit sobre el conjunto de la economía española será limitado (entre -0,3 y -0,4% del PIB en 2017), pero se dejará notar en las exportaciones que, probablemente, aumentarán un 1% menos en 2017 respecto al escenario presentado hace tres meses. Con todo, se espera que el crecimiento gradual de la demanda global y los todavía bajos precios del petróleo continúen dando impulso a las ventas al exterior.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon