Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

BFA-Bankia vende una cartera de créditos dudosos y fallidos valorada en 385,9 millones

Bolsamanía Bolsamanía 06/07/2016 Bolsamanía

BFA-Bankia ha vendido una cartera de créditos dudosos y fallidos de distintos sectores industriales respaldados en parte por garantías inmobiliarias y otras garantías reales valorada en 385,9 millones de euros. El importe total de la cartera se divide en 253,9 millones de euros correspondientes a Bankia y 132 millones de euros que corresponden a BFA.

Esta operación permite a la entidad bancaria reducir la morosidad, además de elevar su liquidez y liberar recursos para la concesión de nuevos créditos. La venta de esta cartera reduce el saldo de créditos dudosos del grupo en 230,2 millones de euros, siendo los restantes 155,7 millones de euros deuda fallida totalmente provisionada. De los créditos dudosos, 214,8 millones de euros corresponden a Bankia y 15,4 millones de euros a BFA, según Europa Press.

Desde Bankia, que cotiza este miércoles en bolsa con caídas superiores al 3%, se ha explicado que con el fin de maximizar el precio obtenido por las carteras, la venta ha seguido un proceso competitivo entre inversores institucionales y entidades financieras "de primer orden", pero no desvela la identidad del comprador de la cartera "por razones de confidencialidad", han indicado fuentes de Bankia. La entidad sigue avanzando así en el compromiso de desinvertir todos aquellos activos considerados no estratégicos.

© Proporcionado por Bolsamanía

SEGUNDO DIVIDENDO

El pasado mes de marzo, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, afirmó que el objetivo de la entidad para los próximos ejercicios es "mantener el liderazgo en eficiencia, solidez del balance y rentabilidad" entre los grandes bancos españoles. Además, durante su discurso ante la Junta General de Accionistas de la entidad, el pasado mes de abril, detalló el cumplimiento del Plan Estratégico 2012-2015, que ha permitido a Bankia repartir a los accionistas un dividendo acumulado de más de 500 millones de euros y proponer un segundo.

Goirigolzarri reconoció que el entorno para los próximos ejercicios es “muy complejo”. Desde un punto de vista regulatorio, el sector financiero se verá afectado por los nuevos requerimientos de capital y por los condicionamientos al diseño de nuevos productos y la forma de comercializarlos. Y además, dijo, el entorno de tipos de interés “históricamente bajos” va a representar “una mayor dificultad para lograr incrementar los ingresos y una presión adicional sobre nuestra rentabilidad”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon