Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

BofA Merrill Lynch: "La parálisis de las políticas dominará España en los próximos años"

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 10/01/2017 Nieves Amigo

"España está disfrutando de un ritmo de crecimiento decente. Esto debería continuar en los próximos trimestres, aunque el crecimiento probablemente haya alcanzado su máximo en 2016". Esta es la visión de los expertos de Banco of America Merrill Lynch sobre nuestro país. En su informe Europe Economics 2017 Year Ahead, estos analistas afirman que "muchos de los vientos de cola (que impulsaban a España) han ido desapareciendo", por lo que esperan un crecimiento del 2,5% en 2017 frente al probable 3,3% observado en 2016, aunque todavía se verá "un ritmo sólido y muy por encima de la media de la zona euro".

© Proporcionado por Bolsamanía

A medida que desaparecen esos 'vientos de cola' -los precios del petróleo son ahora más altos; el impulso del crédito se está desvaneciendo; y el impulso fiscal, muy expansivo de los últimos dos años, no estará ahí para ayudar-, y a medida que el apoyo futuro del Banco Central Europeo (BCE) también disminuye, la atención se centrará en el cuadro fundamental, "y aquí es donde España todavía está rezagada", precisan desde BofA Merrill Lynch. En particular, hay carencias en lo que respecta al crecimiento a largo plazo (y evolución de la productividad), al ajuste fiscal (y sostenibilidad del sistema de pensiones) y carencias institucionales relacionadas con la situación política del país, señalan estos expertos.

"España ha evitado el populismo en las últimas elecciones, con un gobierno minoritario de centro-derecha, pero sigue siendo un gobierno minoritario que tiene que construir un amplio consenso político con otras partes para hacer frente a los desafíos pendientes", afirman desde BofA Merrill Lynch. Estos desafíos incluyen cuestiones institucionales, siendo Cataluña la más acuciante, añaden.

"Recordemos que el actual gobierno catalán prevé unilateralmente (ilegal) un referéndum en septiembre de 2017. Los mercados se han preocupado por esto antes pero dejaron de prestar atención a este asunto hace algún tiempo. El conflicto se agravará en el periodo previo a septiembre y los titulares probablemente regresarán, pero un referéndum vinculante es poco probable dado que se puede detener legalmente. A lo sumo se esperaría una repetición de lo que vimos en noviembre de 2014. Lo más probable es que la imposibilidad de celebrar un referéndum vinculante pueda desencadenar en elecciones en Cataluña en algún momento de 2017", señalan desde BofA Merill Lynch.

¿Y NUEVAS ELECCIONES GENERALES?

Estos analistas tampoco descartan nuevas elecciones "a nivel nacional" en España. No obstante, no las consideran "muy probables en este momento" dado que los partidos de la oposición necesitan ponerse de acuerdo sobre un candidato alternativo. "Fracasaron en diciembre de 2016. No hay razón para pensar que esto ha cambiado".

Por lo tanto, unas elecciones generales "rápidas" sólo tendrán lugar, según los analistas de BofA Merrill Lynch, si el actual gobierno decide optar por ellas por la imposibilidad de sacar adelante sus políticas, como los presupuestos de 2017, y ante las expectativas de buenos resultados en esos comicios, algo que "está lejos de estar garantizado", según estos analistas.

"Con el PSOE en un momento de transición, las encuestas están dando a Podemos el segundo lugar. En caso de nuevas elecciones, éstas probablemente traerían como resultado a un PP ligeramente más fuerte, pero con un partido de extrema izquierda en la oposición. En otras palabras, es probable que la parálisis de las políticas domine España en los próximos años".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon