Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Brasil: el nuevo gobierno cuenta con siete ministros investigados por corrupción

Bolsamanía Bolsamanía 13/05/2016 Bolsamanía

El nuevo gobierno de Brasil compuesto por Michel Temer ya cuenta con las primeras críticas de la oposición. El principal punto en el que se centran es que Temer ha incorporado a siete ministros investigados por corrupción en su equipo. Así, el secretario de Gobierno, Geddel Vieira Lima, es sospechoso de haber recibido sobornos de la constructora OAS y Romero Jucá, ministro de Planeamiento, ha sido citado por el Caso Lava Jato y por el Caso Zelotes.

El ex vicepresidente anunció el jueves sus ministros horas después de que Dilma Rousseff fuera apartada del cargo por votación del Senado para preparar su defensa, que culminará dentro de un máximo de 180 días en el juicio definitivo por el 'impeachment'.

© Proporcionado por Bolsamanía

Según informa El Mundo, el secretario de Gobierno, Geddel Vieira Lima, del mismo Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) al que pertenece Temer, es sospechoso de haber recibido sobornos de la constructora OAS, una de las principales implicadas en el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil, el caso Petrobras.

Por su parte, Henrique Alves, que regresa a Turismo, José Serra, de Exteriores, y Bruno Araujo, de Ciudades (ambos del PSDB), Ricardo Barros, del Partido Progresista y titular de Sanidad y Mendonça Filho, de Educación y Cultura, así como Raul Jungmann, ministro de Defensa del PPS, también aparecen citados en las investigaciones del Caso Lava Jato.

EL CASO MÁS LLAMATIVO

No obstante, es Romero Jucá, ministro de Planeamiento y uno de los líderes que más ha clamado por el ‘impeachment', quien más llama la atención. Jucá ha sido citado en dos casos: el Caso Lava Jato y el Caso Zelotes. "Por su cargo y por ser uno de los principales precursores del 'impeachment' va a llamar más la atención, tiene el potencial de desencadenar una gran crisis de gobierno si llega a ser acusado por la justicia", comenta Marco Antonio Carvalho Teixeira, politólogo de la Fundación Getulio Vargas, doctor en ciencias sociales y especializado en la transparencia de gobiernos, y recoge El Mundo.

En total, siete de los ministros han visto su nombre citado en operaciones policiales por el Caso Lava Jato. Para Teixeira, "Temer tendría que haber ido con más cuidado al formar gobierno teniendo en cuenta que llega al poder con poca popularidad y que el gobierno de Rousseff cae en gran parte por los escándalos de corrupción relacionados". No opina igual Ricardo Ismael, politólogo de la PUC, Universidad Católica, de Río de Janeiro, que asegura que "el hecho de que sean investigados no significa que tengan una denuncia" y que por tanto hasta ese momento tendrían legitimidad para ejercer."Temer ha conseguido hacer lo contrario que Dilma: formar un gobierno que le garantice apoyo en el Congreso Nacional”.

ROUSSEFF ASEGURA QUE EL GOBIERNO DE TEMER ES PROVISIONAL

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, ha aclarado este viernes que el Gobierno de Michel Temer, que la ha sucedido de forma interina, es "ilegítimo", porque obedece a un "golpe", y "provisional", ya que se disolverá tras el 'impeachment', tal y como recoge Europa Press.

Rousseff ha denunciado en este sentido que sufrió un "sabotaje" durante su segundo mandato, que comenzó el 1 de enero de 2015, con Temer como vicepresidente, tras ganar los comicios presidenciales del año anterior con 54 millones de votos, según informa 'O Globo'. La líder izquierdista se ha aventurado a decir cuál será el rumbo del nuevo Gobierno. "Todo indica que será liberal en la economía y conservador en las políticas sociales", ha augurado, al tiempo que ha lamentado que no haya ni una mujer al frente de los 23 ministerios.

No obstante, Rousseff se ha mostrado convencida de que será un Gobierno "provisional" porque estará los 180 días que como máximo podrá durar la investigación del Congreso que precederá al 'impeachment'. La mandataria apartada ha reivindicado la necesidad de una "profunda reforma política" para acabar con "la fragmentación política" en Brasil. "Pocos partidos tienen una unidad nacional en la que un líder hablar por todos", ha señalado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon