Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bruselas valida los presupuestos de España para 2017 aunque considera que incumplirá el objetivo de déficit

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 17/01/2017 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

La Comisión Europea apunta que el plan presupuestario que el Gobierno de Mariano Rajoy remitió a Bruselas en diciembre “cumple en líneas generales” con los requisitos exigidos. Pero pese a ello, y al esfuerzo fiscal aprobado en diciembre, Bruselas apunta que el déficit público cerrará el año en el 3,3%.

Eso supondría el sexto incumplimiento del Gobierno de Mariano Rajoy en seis años al frente del Gobierno. Según publica el diario El País, esto lleva a la Comisión a emitir una alerta a España para que esté preparada para “adoptar medidas adicionales”. Asimismo desde Bruselas también estiman que España incumplirá el objetivo de déficit en 2018, por séptimo año consecutivo y se situará en el 2,8% del PIB, muy por encima del 2,2% que pactaron Moncloa y el Ejecutivo comunitario.

Las décimas con las que podría fallar España al no alcanzar el 3,1% de déficit público que tiene como objetivo para este año, y que equivaldrían a una desviación de más de 2.000 millones de euros, se deben al diferente pronóstico sobre el crecimiento de la economía española. En concreto, la Comisión Europea proyecta que el PIB se expanda un 2,3% en 2017, en línea con lo esperado por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Pero esta previsión es dos décimas inferior a las expectativas del Gobierno, que predijo un crecimiento del 2,5%.

Es decir, los últimos ajustes aprobados por el Gobierno no serán suficientes. Ni la revisión del Impuesto de Sociedades ni la subida de algunos impuestos especiales ni la creación de una nueva tasa sobre las bebidas azucaradas. Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, cifró el impulso de la recaudación en 7.500 millones de euros con esta mayor presión fiscal, pero ni así será suficiente.

Ya este año España se libró de la multa, que podría haber superado los 2.000 millones de euros -el máximo es del 0,2% del PIB-, por incumplir el objetivo de déficit del 5%, un nivel sólo inferior al que registró Grecia, y muy por encima del 4,2% acordado previamente.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon