Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo escoger la plataforma adecuada de crowdfunding

Emprendedores Emprendedores 01/10/2015 Isabel García Méndez
Cómo escoger la plataforma adecuada de crowdfunding © Copyright © 2015 Hearst Magazines, S.L. Cómo escoger la plataforma adecuada de crowdfunding

Cualquiera puede hacer crowdfunding directamente, pero lo habitual es subir tu campaña a una plataforma que se encarga de ayudarte a gestionarla y de darle visibilidad. La gran cantidad de plataformas surgidas hace que sea muy difícil realizar una buena elección. Te explicamos qué criterios seguir a la hora de decidirte:

Su categoría. Normalmente las plataformas están categorizadas en función de si son de equity (The Crowd Angel, Inverem, Socios Inversores o Findbyme, entre otros), de recompensa y/o microdonaciones, normalmente van juntos (Lánzanos, Indiegogo, Verkami, Kickstarter, por ejemplo) o de crowdlending (Zencap o Comunitae, entre otros). Hay plataformas que pueden combinar las dos primeras opciones, como es el caso de Lánzanos, Indiegogo o Kickstarter, pero no suele ser lo habitual.

Su ámbito geográfico. Es importante que selecciones muy bien en qué ámbitos geográficos te vas a mover. Hay plataformas que son exclusivamente nacionales, internacionales y algunas que son mixtas. Escoger una plataforma internacional cuando no tienes intención de expandirte es abocarte al fracaso y viceversa. “Nosotros nos decidimos por Kickstarter porque el mercado para nuestro producto esta principalmente en Estados Unidos y era la plataforma que más presencia tenía allí”, explica Ayguade.

Su ámbito sectorial. Las hay generalistas, pero también las hay enfocadas al área tecnológica, cultural, social, o incluso inmobiliaria, como Bricktal. Y también las hay verticales, como Sponsorto.org. La especialización puede ser una valiosa ayuda a la hora de diseñar y planificar la campaña y explicar mejor tu proyecto al inversor.

Su tipo de financiación. Hay dos modalidades: fija o flexible. En la primera, sólo se da por concluida si se obtiene el 100% del capital solicitado: es lo que Indiegogo denomina all or nothing, o todo o nada: los inversores no ponen el dinero. En el caso del crowdfunding de recompensa, el emprendedor no envía el producto si no alcanza el objetivo. En el modelo flexible se abona el dinero obtenido y se envía el artículo aunque no llegues al tope solicitado. “El problema es que debes entregar el producto en las condiciones pactadas aun sin llegar al objetivo. Puede ser un descalabro. Hay que ser precavidos”.

Su experiencia. Al igual que recomendamos cuando se trata de cualquier otra fuente de financiación, en el caso de las plataformas de crowdfunding también es fundamental comprobar su histórico. “Qué otras empresas han participado en campañas con ellos, cuál ha sido su experiencia (no está de más contactarlas), cuánto dinero han gestionado, cuantos proyectos han desarrollado. Comprueba su tracción”, insiste Ramón Saltor. Hay plataformas que te ayudarán en el proceso.

Su valor añadido. Analiza qué tipo de servicios extras completan la oferta de la plataforma: acompañamiento, promoción, diseño de la campaña, seguimiento, sindicación, etc. Quizá cobren por esos servicios pero, sobre todo en los casos de equitiy, puede ser interesante a la larga.

Su número de usuarios. Sobre este criterio no hay unanimidad. Para algunos es imprescindible porque cuantos más usuarios más visibilidad consigues, pero para otros es irrelevante porque el éxito de las campañas deriva de las acciones en redes sociales y no tanto de las de las plataformas.

Su usabilidad. Como insiste Miguel Moya, vicepresidente de la Asociación Española de Crowdfunding y cofundador de Joinet, es importante “que la plataforma tenga una usabilidad muy fácil y que utilice los métodos de pago a los que están acostumbrados tus clientes. Además, debe tener herramientas para hacer análisis y permitir redefinir el proyecto con la mayor agilidad posible: es decir, una experiencia de redifusión sencilla”.

Analiza las comisiones y posibles pagos extras.

Lo normal es que cobren comisiones a éxito de entre el 4% y el 7% del dinero captado, aunque la media está en 5%. En el caso del crowlending, la comisión varía en función de la duración del préstamo y oscila entre el 1% al 5%, de 6 meses a 5 años. Las pasarelas de pago también tienen una comisión que ronda el 5%. Hay plataformas que cobran un fijo por servicios extra. Cuando se trata de crowdequity, algunas plataformas ofrecen servicios de seguimiento y coordinación de los nuevos accionistas por un fijo anual.

Analiza bien los costes.

Contempla todos los costes reales además de las comisiones (marketing, impuestos), especialmente, el coste del envío de la recompensa o producto. A veces el emprendedor olvida imputar los gastos de logística al coste total de la campaña.

No aceptes cualquier

pacto de socios. Como recuerda Luis Gosálbez, abogado y CEO de Termini.com y Metricson “No puedes aceptar uno que permita a cada socio individual decidir o solicitar información. Debes sindicar o agrupar a los socios para facilitar la gestión posterior e incluso para evitar que ese maremágnum de socios pueda perjudicarte en futuras rondas”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Emprendedores

image beaconimage beaconimage beacon