Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cameron negocia durante la madrugada con los países más reticentes

Bolsamanía Bolsamanía 19/02/2016 Bolsamanía

Los líderes de la Unión Europea han logrado ciertos avances que podrían evitar la salida de Reino Unido, aunque aún quedan largas negociaciones este viernes en la búsqueda de un acuerdo satisfactorio para todos.

Tal y como informa El País, las conversaciones entre David Cameron y los líderes de la Unión Europea se prologaron hasta la madrugada. El encuentro ha constatado las diferencias que todavía existen a día de hoy entre los miembros y las exigencias de Londres para conseguir el voto positivo de los británicos en el referéndum sobre el ‘Brexit’ que se pretende convocar en junio.

© Proporcionado por Bolsamanía

El acuerdo que buscan “podría llevar más tiempo de lo previsto”, afirmó el primer ministro irlandés, Enda Kenny al salir de la cumbre. Cameron debatió durante toda la noche con altos funcionarios de la UE, François Hollande y los primeros ministros belga y checo. Y es que estos líderes son los más reticentes a varios puntos del acuerdo. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk confesó las dificultades: “Por ahora, han hecho algunos progresos, pero aún queda mucho por hacer”.

El Primer Ministro británico abandonó la última reunión pasadas las 5.30 de la madrugada sin hacer ninguna declaración. Los líderes, que en principio tenían previsto encontrarse por la mañana, se verán más tarde, rondando el mediodía. Y lo que iba a ser un desayuno se convertirá en un brunch, exponen en El País.

LAS DIFERENCIAS CON LOS PAÍSES MÁS RETICENTES

Francia, República Checa y Bélgica son los principales países reticentes al acuerdo con el Reino Unido. Francia quiere asegurarse de que el "mecanismo" de garantías que se ofrece a Londres y a los países de fuera de la eurozona no pueda permitirles bloquear o retrasar decisiones urgentes sino solo dar cierta flexibilidad en su aplicación.

La República Checa, por su parte lucha, entre otras cosas, por que la adaptación de los beneficios que perciben los trabajadores por hijo no tenga retroactividad y sirva de precedente para otros países. Bélgica, además, quiere que la UE pueda avanzar más rápidamente sin que bloqueen este proyecto.

La cumbre europea supone la cuenta atrás para un referéndum británico sobre la pertenencia a la UE y Cameron se la juega ya que llegó dispuesto a pelear por un buen acuerdo bajo el mensaje 'es ahora o nunca'. “Esta es una cumbre de construcción o de ruptura”, resumió el jueves Tusk. Consciente de que la UE necesita fuertes dosis de tensión para dar el más mínimo paso adelante.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon