Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cameron se juega su futuro como primer ministro de Reino Unido: no podrá sobrevivir a un Brexit

Bolsamanía Bolsamanía 23/06/2016 Bolsamanía

El referéndum en Reino Unido sobre la permanencia en la Unión Europea obsesiona a los inversores y también a los politólogos, ya que las consecuencias son aún impredecibles. Una de ellas podría ser la dimisión del primer ministro, David Cameron, pese a ser reelegido con mayoría absoluta el pasado año, ya que se ha declarado abiertamente en contra del Brexit y ha realizado una ferviente defensa de la conveniencia de seguir en el proyecto común.

En un discurso a la nación, Cameron jugó sus últimas bazas este martes, al avisar que la ruptura sería "irreversible" y que la presencia de Reino Unido en la Unión Europea "amplifica" su poder. No ha sido ni la única ni la más contundente declaración del premier en contra del Brexit. Por citar alguna, en mayo aseguró que votar dentro por la ruptura con la Unión Europea supondría votar a favor de la "autodestrucción", ya que el Brexit acarrearía graves perjuicios para la economía británica.

El 'premier' ha recordado en la campaña los "sacrificios" llevados a cabo en los últimos años, a raíz de la crisis iniciada en 2008. "¿Dónde está la moralidad de arriesgar (este progreso)? Sería como sobrevivir a una caída para luego volver corriendo al borde del precipicio. La opción de la autodestrucción". Los cálculos del Gobierno, expuestos por Cameron y su ministro de Finanzas, George Osborne, vaticinan un aumento de hasta 820.000 en la cifra de parados en dos años, así como una recesión y una caída del PIB de hasta el 6 por ciento respecto al nivel estimado en caso de seguir en la Unión. El exalcalde de Londres Boris Johnson, partidario del Brexit, rechazó los análisis del Ejecutivo y los consideró "propaganda" de cara a la consulta, recoge la BBC.

© Proporcionado por Bolsamanía

Así, Cameron se ha posicionado claramente en contra del Brexit, después de que el 19 de febrero alcanzara un acuerdo con los líderes de la Unión Europea para un "nuevo estatus" de Reino Unido en el área común. Ahora, muchos dudan de que su continuidad sea viable si hay ruptura con la UE, a pesar de la aplastante victoria en las elecciones generales de mayo, en las que el Partido Conservador obtuvo mayoría absoluta. De hecho, una encuesta divulgada en abril señalaba que casi la mitad de los británicos creían que Cameron debía dimitir si gana el Brexit.

La posibilidad de que Cameron tenga que abandonar Downing Street si el referéndum no le favorece está muy presente en los análisis de la prensa británica. The Telegraph se pregunta por su futuro y recuerda que es previsible que se vea obligado a renunciar, aunque podría no ser de forma inmediata. Además, algunas figuras conservadoras como Borish Johnson, Michael Gove, Chris Grayling o Iain Duncan Smith han dicho que quieren seguir viéndole como primer ministro independientemente de esta consulta. Aun así, no se puede descartar a corto plazo una moción de confianza en el Parlamento o la propia decisión al respecto de Cameron.

CAMERON ASEGURA QUE SEGUIRÁ EN EL CARGO

En la misma línea que The Telegraph, The Guardian recuerda las dificultades de Cameron para seguir en su puesto si hay Brexit, especialmente ante la falta de apoyo de los euroescépticos de su partido. Sin embargo, informa La Vanguardia, el primer ministro asegura que se mantendrá en el cargo independientemente del resultado de la consulta. Cameron admite que se siente “responsable” del plebiscito, en el que los británicos decidirán si continúan o no dentro de la Unión Europea. Fue una promesa electoral que hizo si ganaba con mayoría las pasadas elecciones generales de 2015.

Asimismo, considera que él sería la persona más adecuada para liderar las negociaciones ante un hipotético triunfo de la opción del Brexit por sus “sólidas relaciones” en Europa. En esta línea argumenta que “es muy importante que las carreras individuales de los políticos no se mezclen en esta cuestión”. No cree que el referéndum sea un veredicto de él como político, sino que se tratará de “un veredicto sobre la cuestión” de la continuidad británica en la UE. ”Simplemente hago mi trabajo. Tengo una función muy clara de los británicos para servir como primer ministro en un Gobierno conservador, celebrado un referéndum”, comentó sobre su cargo como jefe del Ejecutivo en el contexto actual.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon