Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cameron y Bruselas negocian un acuerdo de cara a la posible salida británica de la UE

Bolsamanía Bolsamanía 29/01/2016 redaccion@bolsamania.com

David Cameron se encuentra en Bruselas para reunirse con el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y tratar de llegar a un acuerdo en el marco de las negociaciones de las reformas que el primer ministro británico quiere obtener de la UE antes de someter a referéndum su permanencia en la unión.Tal y como informa El País, en la reunión se tratará una de la más controvertida de las cuatro demandas que Cameron formuló por escrito en noviembre: la negación de determinadas ayudas públicas a los trabajadores de otros países de la UE en sus primeros cuatro años en Reino Unido.Según recogían esta mañana diversos medios británicos, Bruselas habría redactado ya una respuesta consistente en permitir que Londres niegue esas ayudas pero con el matiz de hacerlo solo en caso de emergencia: si demuestra que el flujo de inmigrantes europeos pone una carga inaceptable en el Estado de Bienestar británico y siempre que lo apruebe la mayoría de estados miembros.Bruselas aceptaría la demanda en materia de inmigración pero con condiciones Esta solución, conocida como "freno de emergencia", es un intento para sortear la oposición frontal que suscita entre los otros socios la petición de Cameron ya que entienden que la medida constituye un desafío flagrante a los principio de igualdad y de libre circulación de personas. El freno de emergencia estaría a disposición de todos los Estados miembros, no solo de Reino Unido, y su aplicación no sería competencia del Parlamento británico sino que debería aprobarla la mayoría de los socios europeos, informa El País. Formalmente, requeriría reformas legales pero no abrir los tratados.Sin embargo, esa propuesta no ha gustado a los diputados euroescépticos del propio Partido Conservador, que la han llegado a calificar como "un insulto" a su país.LAS DEMANDAS DEL REINO UNIDOA pesar del mutismo reinante entre el ejecutivo de Cameron sobre sus demandas a la Unión Europea ante el futuro referéndum para quedarse o marcharse, se pueden extraer varias conclusiones de sus discursos e intervenciones públicas.Según recoge la BBC, esas demandas pasan por cuatro puntos principales. El primero de ellos, asegurar un reconocimiento explícito de que el euro no es la única moneda de la Unión Europea, para garantizar así que los países fuera de la zona euro no resultarán desfavorecidos. La ampliación del mercado único y el establecimiento de un objetivo para la reducción de la regulación excesiva, sería el segundo punto a solicitar.Cameron quiere llegar a un acuerdo que le permita defender su permanencia en la UETambién dar más poder a los parlamentos nacionales para bloquear la legislación de la UE y finalmente, la inmigración.El encuentro con Jean-Claude Juncker es el inicio de una frenética recta final de la negociación. Tiene previsto reunirse también con Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, y con la canciller alemana, Angela Market. Y el domingo recibirá en Downing Street a Donald Tusk, presidente del Consejo. Cameron quiere que para el Consejo Europeo que se celebra los días 18 y 19 de febrero esté listo ya un acuerdo y confía en salir de dicho Consejo con un acuerdo que le permita convocar el referéndum este verano. Y que el alcance del acuerdo le permita defender la permanencia del país en una Unión Europea reformada.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon