Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Carmena pretende cerrar el tráfico en el centro de Madrid a los vehículos de los no residentes

Bolsamanía Bolsamanía 03/11/2016 Bolsamanía

El Ayuntamiento de Madrid ya ha dado el primer paso en la elaboración de su Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático que se pretende aprobar a principios de 2017 con un objetivo claro: reducir el número de coches que transitan por la almendra central.

Entre las principales medidas que recoge este plan se encuentra la creación de un área de acceso restringido al vehículo privado, esto es convertir en área de prioridad residencial el centro de la ciudad, por lo que solo podrían aparcar en la calle los residentes. Reducir los carriles dedicados al transporte privado o limitar la velocidad en la M-30 a 70 kilómetros por hora son otras de estas disposiciones.

“Se trata de un requerimiento que la Unión Europea ha hecho a Madrid por superar sistemáticamente los límites de contaminación permitidos y exponer la salud de los ciudadanos”, dijo Inés Sabanés, concejal de Medio Ambiente. También entre las decenas de propuestas de ese informe, que aún no es definitivo, aparece la delimitación de una zona de la ciudad a la que podrían acceder libremente los residentes, así como los no residentes, pero siempre y cuando estos últimos metan sus vehículos directamente en un aparcamiento público o privado, informa El País.

© Proporcionado por Bolsamanía

La idea que subyace, por tanto, es convertir el centro de Madrid es un área de prioridad residencial, donde se aplicarían “restricciones al vehículo privado”. El perímetro de esa zona estaría definido por las calles de Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, Génova, paseo de Recoletos, paseo del Prado, ronda de Atocha, ronda de Valencia, ronda de Toledo, Gran Vía de San Francisco, calle de Bailén, cuesta de San Vicente y Princesa. En puntos concretos de esta zona solo se podría circular a una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora.

AFORO LIMITADO AL CENTRO

Además, en el perímetro anteriormente detallado se eliminarían las plazas azules para no residentes, que se convertirían en verdes. No obstante, en esta parte de la almendra central los no residentes “tendrían garantizado solo el acceso a los aparcamientos de uso público en el interior de este área”, según se desprende del proyecto. De llevarse a cabo todo ello, se estaría estableciendo un aforo limitado al centro, de modo que si se llenasen las plazas de aparcamiento, ningún vehículo de no residentes podría acceder, si bien hay excepciones para las tecnologías menos contaminantes.

El equipo de Manuela Carmena también pretende rediseñar las principales vías de distribución del tráfico, así como las vías de conexión de los distritos de la periferia con el centro para reducir el espacio dedicado al coche privado en favor del transporte público. Aunque todas estas medidas son todavía un borrador, el PP de Madrid ya ha criticado que este plan generará colapso en el tráfico, mientras que PSOE y Ciudadanos apoyaron las propuestas en líneas generales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon