Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Carmena salva a Celia Mayer: dimite el director general de Programación

Bolsamanía Bolsamanía 01/03/2016 Bolsamanía

El hasta ahora director general de Programas y Actividades Culturales del Ayuntamiento de Madrid, Jesús Carrillo, ha presentado este martes su dimisión por motivos personales, según ha informado el Consistorio de la capital, esto ocurre tras la polémica por el espectáculo de Carnaval que incluyó escenas violentas y terminó con dos titiriteros encarcelados por enaltecimiento del terrorismo.

Como ya anunció la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y en la línea de lo aprobado en el pleno del pasado 24 de febrero, se está avanzando en la "remodelación" del Área de Cultura y Deportes, coincidiendo con la polémica suscitada con los titiriteros del carnaval, con esta dimisión queda prácticamente descartada la salida de Celia Meyer, la máxima responsable del área de Cultura, la oposición le exigió a Carmena la salida de Meyer, sin embargo, la alcaldesa ha decidido finalmente no prescindir de ella.

REMODELACIÓN DEL ÁREA DE CULTURA

Señala Europa Press que dentro de esa remodelación se prevé la incorporación de nuevos perfiles al equipo del Área de Cultura y Deportes, así como la implantación de nuevos protocolos de actuación, han especificado desde el Gobierno de Ahora Madrid. En este marco se incluye la selección del nuevo director de programación cultural tras la salida de Carrillo, que abandona el Ayuntamiento de Madrid tras ocho meses al frente de este área para reincorporase a su puesto de profesor titular en la Universidad Autónoma de Madrid.

© Proporcionado por Bolsamanía

Las nuevas incorporaciones al Área de Cultura y Deportes así como la implantación de nuevos protocolos de actuación se presentarán en los próximos días, según han añadido desde el Ayuntamiento de la capital. Carrillo compareció hace dos semanas en la comisión del ramo para aclarar lo sucedido con el Carnaval de Tetuán. De hecho, fue el encargado de explicar que el programador del mismo, despedido tras la actuación de Títeres desde Abajo, Ramón Ferrer, fue contratado a instancias de la Junta Municipal del distrito por 5.699 euros en un contrato privado, no de servicios, como se hace por ejemplo en el Museo Reina Sofía.

DEFENDIÓ LA CONTRATACIÓN DE LOS TITIRETEROS

Fue en el mes de octubre cuando se produjeron reuniones con responsables y técnicos de Cultura de la Junta de Tetuán, que "propusieron a Ramón Ferrer para el diseño de contenidos artísticos por su larga experiencia en cultura vecinal y en trabajos comunitarios", explicaba. Carrillo defendió que la contratación se hizo "según los procedimientos considerados oportunos y aprobados por la Intervención del Ayuntamiento". Tras su paso por el Museo Reina Sofía, Carrillo expuso que, por la "excepción artística", se podía elegir a un comisario aunque, a futuro, se irá a otros procedimientos más "adecuados", como un concurso de proyectos, recoge Europa Press.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon