Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

CDC se queda por primera vez sin grupo propio en el Congreso

Bolsamanía Bolsamanía 02/08/2016 Bolsamanía

La Mesa del Congreso ha rechazado finalmente la creación del Grupo Catalán del Partit Demòcrata (PDC), con lo que los diputados de la antigua Convergència (CDC) tendrán que pasar al Grupo Mixto, por primera vez desde la transición. Ni el PP, ni PSOE ni Unidos Podemos-En Comú han querido apoyar a la formación independentista, que contaba con el rechazo anunciado de Ciudadanos.

La Mesa del Congreso, compuesta por nueve miembros, ha decidido dejar por tanto sin grupo parlamentario a los nacionalistas catalanes por primera vez en la reciente historia de la democracia española desde la transición. Los tres componentes del grupo popular y los dos socialistas se han abstenido finalmente. Por su parte, los dos miembros de Podemos y En Comú Podem han secundado la abstención, mientras que Ciudadanos ha sido la única formación presente en la mesa que ha votado en contra.

SIEMPRE CON GRUPO PROPIO... HASTA AHORA

© Proporcionado por Bolsamanía

Desde la Transición, Convergència siempre ha tenido grupo parlamentario propio en el Congreso, en los últimos tiempos con Unió (CiU) y en la anterior legislatura como la coalición Democràcia i Llibertat (DL). El grupo pedido por los diputados encabezados por Francesc Homs no fue reconocido por la Mesa del Congreso el pasado miércoles y quedó a la espera de que los independentistas argumentaran su solicitud.

El Reglamento permite formar grupo con un mínimo de cinco diputados y, además, el 15% de los votos en las circunscripciones en las que se presentaron, pero Convergència, aunque logró ocho diputados en los comicios de junio, no alcanzó ese 15% en las cuatro provincias catalanas (quedó por debajo en Barcelona y Tarragona), y ni siquiera alcanzó ese mínimo en el conjunto de Cataluña (se quedó en el 14%).

Apelando a la doctrina del Tribunal Constitucional, los independentistas catalanes habían pedido una interpretación flexible de los requisitos reglamentarios para leer el umbral del 15% como una media de las cuatro provincias, lo que les da el 17% porque de esa forma el 23,2% de Girona y el 22,6% de Lleida compensarían el 12,2% en Barcelona y el 13,7% de Tarragona.

LA NUEVA DENOMINACIÓN (PDC), EN CUESTIÓN

El otro punto cuestionado por la Mesa era la nueva denominación pues el Partit Demòcrata Català (PDC) aún no tiene el visto bueno definitivo de Interior. Los independentistas alegaron que el nombre de un grupo parlamentario no exige estar inscrito en el registro de partidos y que, en cualquier caso, su pretensión no supone vulnerar la legalidad.

Tras más de una hora de reunión, la Mesa del Congreso ha considerado insuficientes las alegaciones de Convergència y ha decidido no inscribir al grupo del PDC por lo que sus ocho diputados habrán de pasar al Grupo Mixto, compartiendo escaños con Compromís, Bildu, Coalición Canaria, Foro Asturias, UPN y Nueva Canarias.

¿QUÉ SUPONE PARA CONVERGENCIA NO TENER GRUPO PROPIO?

Tener grupo propio supone grandes ventajas políticas, económicas y de medios. Quien lo constituye tiene garantizada su representación en todas las comisiones parlamentarias, en la Diputación Permanente y voz propia en la Junta de Portavoces y capacidad para intervenir en todos los debates en igualdad de condiciones; mientras que dentro del Grupo Mixto hay que repartirse tiempos de intervención y asientos en las comisiones.

En las sesiones de control, tener grupo propio posibilita entrar en los cupos de preguntas e interpelaciones al Gobierno, así como ventajas a la hora de incluir sus proposiciones no de ley en los plenos, pero en el Grupo Mixto todo ese 'pedazo de tarta' debe distribuirse a partes iguales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon