Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cerrado por vacaciones: el Congreso 'congela' su actividad durante un mes

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 12/04/2017 Virginia Mora

Un mes de vacaciones. Ese es el descanso que van a disfrutar los diputados del Congreso ante el ‘parón' de la actividad parlamentaria decretado con motivo de la Semana Santa. Son las segundas vacaciones que tienen sus señorías en poco más de cinco meses, tras el descanso de Navidad y desde que se formó Gobierno con la investidura de Mariano Rajoy el pasado 29 de octubre.

En la web del Congreso de los Diputados aparecen todos los detalles de estas vacaciones. El último Pleno celebrado en el hemiciclo fue el del 4, 5 y 6 de abril, y la actividad parlamentaria quedará reducida a su mínima expresión durante las próximas semanas, ya que no se ha convocado nuevo Pleno hasta después del puente de mayo, concretamente para los días 3 y 4 de ese mes.

Estas largas vacaciones se producen a pesar del momento clave que atraviesa España, sobre todo después de que el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, llevase el pasado martes al Congreso el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, tras haberse aprobado en el Consejo de Ministros unos días antes, concretamente en la reunión del 31 de marzo.

Las cuentas públicas acaban de iniciar el trámite parlamentario, aunque a pesar de ello la actividad de la Cámara baja parará casi por completo en las próximas semanas. Es muy posible que el Gobierno aproveche este tiempo para invitar a la reflexión al resto de partidos de la oposición, con el objetivo de que apoyen, o al menos no entorpezcan, la aprobación de los PGE. Esta resolución se torna complicada, ya que todo apunta a un empate en las votaciones entre los síes, los que darían los diputados del PP, UPN, Foro, Ciudadanos, Coalición Canaria y PNV, y los noes, los de los parlamentarios del resto de partidos.

Un empate a 175 votos que, no obstante, tampoco viene demasiado mal a Rajoy. El jefe del Ejecutivo tiene un 'as' guardado bajo la manga: ese empate puede ser el que 'salve' las cuentas públicas de ser devueltas al Gobierno a la primera de cambio, tras la votación de las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos, y el que permita a los PGE seguir adelante su camino en las Cortes en caso de que no se consiga sumar ningún apoyo más. Eso sí, siempre y cuando se produzca un triple empate.

El Reglamento del Congreso, en el apartado sobre votaciones (artículo 88), detalla qué es lo que pasaría en este caso. “Cuando ocurriere empate en alguna votación, se realizará una segunda y, si persistiese, se suspenderá la votación durante el plazo que estime razonable la Presidencia. Transcurrido el plazo, se repetirá la votación y, si de nuevo se produjese empate, se entenderá desechado el dictamen, artículo, enmienda, voto particular o proposición de que se trate”. Es decir, si hay un triple empate en el Congreso las enmiendas serían rechazadas y la tramitación parlamentaria de los Presupuestos podría seguir adelante.

CALENDARIO DE TRAMITACIÓN DE LOS PGE

© Proporcionado por Bolsamanía

Sin embargo, aunque estas cuatro semanas de parón afectarán a la normal actividad del Congreso, parece que en lo referente a los Presupuestos la situación no se verá tan afectada. Según el calendario de tramitación de los PGE aprobado por la Cámara baja, del 25 al 27 de abril en las dependencias del hemiciclo se llevarán a cabo las diferentes comparecencias de los ministros para explicar la partida destinada a sus departamentos.

Serán justo antes de que se produzca el debate de las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos, que tendrá lugar precisamente en el primer Pleno convocado tras estas largas vacaciones, el del 3 y 4 de mayo. Se produce entonces coincidiendo con el momento en el que Rajoy habrá recuperado la capacidad de disolver las Cortes y convocar elecciones, ya que no puede hacerlo hasta un año después de la anterior disolución de las Cámaras (3 de mayo de 2016).

Si las cuentas públicas logran pasar este examen, está previsto que del 22 al 25 de mayo se celebre el debate de la Comisión de Presupuestos, sobre los detalles de las cuentas aprobadas por el Gobierno y en el que se tratarán las enmiendas al articulado que hayan presentado los grupos. Y ya el 29 de mayo y el 1 de junio tendrá lugar la votación en el Pleno del Dictamen de la Comisión sobre los PGE.

En caso de lograr el visto bueno del Congreso, los Presupuestos irán al Senado, donde se debatirán siguiendo el mismo procedimiento que en el hemiciclo, con la diferencia de que, en la Cámara alta, el PP cuenta con mayoría absoluta, lo que garantiza un tránsito menos complicado para los PGE. Una vez pasados todos estos trámites, y si las cuentas son aprobadas por el Senado, volverán al Congreso para su aprobación definitiva en el Pleno convocado para los días 27, 28 y 29 de junio.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon