Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cesc, el 'bombazo' del verano que prepara Florentino

El Economista El Economista 02/01/2016 Javi Martín
Cesc ya estuvo en la órbita del Real Madrid en 2006. © Getty Cesc ya estuvo en la órbita del Real Madrid en 2006.

Cesc Fàbregas está cada día más lejos de continuar en el Chelsea. La destitución de Mourinho, su principal valedor en los blues, y su mala temporada en el vigente campeón de la Premier, le han colocado en el disparadero de una afición que no lloraría demasiado su marcha. De hecho, apenas se confirmó la salida de 'The Special One', empezaron a surgir informaciones que apuntaban a su adiós ya no a final de temporada, sino incluso en enero. Cesc salió al paso para negarlo, pero no desmintió que no vaya a hacerlo cuando llegue junio. Una despedida con escasos (pero prestigiosos) destinos posibles que lo convierten en uno de los posibles fichajes bomba del verano y una tentación notable para uno de sus viejos pretendientes: el Real Madrid.

Los caminos de Cesc y el conjunto blanco ya se han cruzado en varias ocasiones. La primera vez sucedió en 2006, cuando el entonces mediocampista del Arsenal era apenas un crío de 19 años. Ramón Calderón, candidato a la presidencia merengue en los comicios de aquel verano, prometió su fichaje si vencía en las urnas. Y venció. Sin embargo, Cesc permaneció en Londres. Primer intento fallido por ficharlo.

El segundo llegó en 2011 de la mano de Florentino Pérez, cuando el Barça se lanzó a su retorno a la Ciudad Condal. Fàbregas acabó de blaugrana, pero desde el Bernabéu se tanteó su incorporación como fórmula para potenciar el mediocampo que entonces dirigía el mismo Mourinho y, de paso, dar un golpe directo al eterno enemigo.

¿Será 2016 la tercera y definitiva intentona blanca? Motivos para intentarlo no faltan por la capital. El principal es el que apunta a la calidad de un jugador se ha mostrado irregular en las últimas campañas, pero que responde al perfil de 'crack' que siempre ha deseado el Real Madrid.

A ello hay que unir el morbo de verlo con la zamarra blanca apenas dos años después abandonar el Camp Nou o la renovación que, parece, se impulsará a la plantilla en los próximos meses visto lo visto bajo la batuta de Benítez. Sería lo más parecido a 'robar' a los culés un futbolista hasta hace poco referencia de la Masía y que no tuvo problemas en 'traicionar' sus inicios en el momento en el que fichó por el Chelsea.

Aquello fue un duro golpe para los aficionados del Arsenal. Jamás imaginaron a su ídolo y capitán vistiendo los colores de un equipo al que odian. Es un paso similar al que supondría verle de blanco. Si lo hizo con los 'gunners', bien podría hacerlo con el Barça.

A todo ello habría que unir la opción de que José Mourinho retornase a Madrid también el verano que viene. Con 'The Special One' de vuelta en la castellana, Cesc tendría un motivo de peso para decantarse por un hipotético interés del Real Madrid.

Un interés que sí parece que es firme en el caso de dos grandes del Calcio. Cuenta la prensa italiana que el Inter y la Juventus de Turín ya han llamado a su puerta. A ello habría que unir los intereses desvelados por la prensa inglesa que lo sitúan en el Manchester City (que entrenará Guardiola) o en el Bayern de Múnich (que entrenará Carlo Ancelotti).

En todo caso, sea para acabar de nuevo en España, sea para terminar en cualquier otro grande de Europa, su marcha no será un asunto barato. El Chelsea lo fichó procedente del Barça por 33 millones de euros y aunque su rendimiento ha bajado, la petición de traspaso será similar o mayor.

Mientras, Cesc sigue sin jugar. Esta semana se perdió el duelo frente al Manchester United por estar, según los 'blues' enfermo. Habrá que ver qué importancia le da Hiddink en su sistema una vez recupere y si de este rol principal o secundario depende su permanencia en Londres.

MÁS EN MSN

-Cracks que podrían ser fichados gratis a partir de enero

-Las dos verdades que calla Rafa Benítez

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon