Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Chelsea Manning, la fuente de Wikileaks, deja la cárcel ejecutándose la última orden de Obama

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 17/05/2017 Bolsamanía

Manning ha pasado siete años entre rejas por entregar información clasificada. La militar estadounidense fue condenada a 35 años de cárcel por la filtración de esos documentos secretos a Wikileaks. Durante su periodo en prisión tomó la decisión de cambiar su identidad de género, cambiando su nombre de Bradley a Chelsea. A día de hoy, es considerada un icono transexual.

La pasada semana, a través de su equipo de abogados, hizo pública su primera nota desde la decisión de Barack Obama que le condonaba el resto de la pena. Manning dió las gracias al expresidente, así como a su equipo legal y a las "incontables" personas que le han apoyado durante los "casi siete años de barras y cemento", en los que habría pasado periodos de aislamiento y sufrido carencias en materia sanitaria.

Tras "ver los cambios del mundo desde dentro de los muros de una prisión y a través de las cartas" enviadas por veteranos, personas transexuales, políticos y artistas, la militar ha dicho que espera aplicar las "lecciones" que ha aprendido y devolver el "amor" recibido. "Tengo que trabajar para mejorar la vida de los demás", ha prometido.

© Proporcionado por Bolsamanía

LA SENTENCIA MÁS LARGA

Su caso ha sido considerado un emblema en materia de revelación de documentos y ha generado un debate en relación a cuál debería ser la consideración legal para los filtradores. Heroína para alguno, villana para otros, Manning saltó a las portadas de todos los periódicos al ser señalada como responsable de la filtración de 700.000 documentos oficiales a Wikileaks en el año 2010. Sus abogados, Nancy Hollander y Vincent Ward, han recordado que "Chelsea ya ha servido la sentencia más larga para un filtrador en la historia" de Estados Unidos. Para la defensa, la conmutación de la pena por parte de Obama "fue el primer momento en el que el Ejército se preocupó a una soldado que arriesgo mucho revelando información en aras del interés público".

En este sentido, han insistido en que la pena cumplida ha sido "demasiado larga, demasiado severa, demasiado draconiana", y han celebrado que la militar pueda "disfrutar de la libertad que merece". Según su entorno, Manning ha intentado quitarse la vida dos veces durante su estancia en la prisión militar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon