Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

China: el Shanghai Composite pierde los 3.000 puntos y cae cerca del 4%

Bolsamanía Bolsamanía 15/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Problemas para el Shanghai Composite en China, ya que el selectivo ha bajado casi un 4% en la jornada del viernes y ha perdido el nivel psicológico de los 3.000 puntos. Además, ha bajado un 20% desde su máximo del 22 de diciembre.Pese al rally de Wall Street, que cerró con sólidas ganancias tras llegar a caer un 1%, los inversores asiáticos han decidido vender. En Japón, el Nikkei ha finalizado con pédidas del 0,54%, lastrado por una nueva caída del precio del petróleo, que se recuperó en la última parte del jueves y fue uno de los factores positivos para la recuperación de Wall Street. Por su parte, el Shanghai Composite ha bajado un 3,51%, hasta 2.902 puntos, tras un mínimo intradía en 2.883 puntos.Ni siquiera la estabilización del yuan ha servido para calmar a los inversoresEn cualquier caso, la situación en China sigue muy complicada, ya que el Shanghai Composite cotiza muy cerca de los mínimos de agosto, situados en 2.850 puntos. Perder ese nivel de precios sería peligroso para la bolsa china, ya que podría abrir la puerta a un nuevo tramo bajista.Ni siquiera la estabilización del yuan ha servido para calmar a los inversores, pese a que el Banco Popular de China (banco central) ha fijado el tipo de cambio de la divisa contra el dólar en 6,5637, muy similar al del jueves, en 6,5616.LA PREOCUPACIÓN DE SOROS SOBRE CHINA"China tiene un gran problema de ajuste. Yo diría que equivalente a una crisis. Cuando miro a los mercados financieros, veo serios problemas que me recuerdan a la crisis (financiera) que tuvimos en 2008". Son palabras de George Soros, pronunciadas hace unos días, en un momento especialmente complicado para el mercado chino.La devaluación de la moneda en China es la transferencia de sus problemas al resto del mundo“China está luchando por encontrar un nuevo modelo de crecimiento y la devaluación de su moneda es la transferencia de los problemas al resto del mundo”, señaló Soros.“Un retorno a las tasas de interés positivas es un desafío para el mundo en desarrollo. El entorno actual tiene similitudes con la crisis de 2008”, añadió el célebre inversor."Dice Soros que los mercados financieros se adentran en una crisis que obliga a los inversores financieros a ser más prudentes. En relación a China, considera que la devaluación de su moneda en consonancia con el cambio de modelo de crecimiento es una transferencia de problemas al resto del mundo. En este escenario, un retorno de los tipos de interés a niveles positivos en las principales economías es un gran problema para los emergentes. Sí, complicado", recogió José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España.¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN CHINA?¿Qué está pasando en China en los últimos meses? ¿TIene el Gobierno la situación bajo control o está perdiendo su capacidad para gestionar la actual etapa, que supone un cambio de modelo económico? La incertidumbre sobre el país es máxima en estos momentos.LA CREDIBILIDAD DE LOS REGULADORES, EN ENTREDICHOUna vez más, la credibilidad de los reguladores chinos ha vuelto a quedar en entredicho, ya que las medidas puestas en vigor el pasado lunes para evitar las fluctuaciones en la bolsa han resultado un completo fracaso, que obligó a retirarlas nada más ponerlas en práctica. EL CAMBIO DE MODELO DE CRECIMIENTO EN CHINAUna desaceleración de China desde el 7% hasta el 5% sería como una vuelta a la recesión de EE.UU.El cambio en el modelo de crecimiento en China, de una economía centrada en las exportaciones baratas a otra más orientada al consumo interno, está provocando muchas dudas a nivel internacional, ya que este tipo de cambios suele llevar su tiempo y puede provocar turbulencias.Hay que tener en cuenta que, según estimaciones de los economistas, una desaceleración de China desde el 7% hasta el 5% (algo que todavía parece lejano), tendría un impacto en el PIB mundial similar a una vuelta a la recesión por parte de Estados Unidos.Además, cada vez que China ha mostrado síntomas de agotamiento en el crecimiento de su economía, el resto de emergentes se ha desplomado, hundiendo sus monedas y exportando presiones deflacionistas a las economías desarrolladas.MIEDO A UN MENOR CRECIMIENTO A NIVEL MUNDIALEl hecho de que China esté cambiando su modelo de crecimiento ha afectado a la demanda internacional de petróleo y hace temer a los expertos un menor crecimiento del gigante asiático, y también de la economía mundial. Todo ello está provocando un clima de incertidumbre que no es precisamente positivo para las bolsas mundiales, como se ha demostrado esta semana.Si algo está sorprendiendo del comportamiento de la bolsa china es la velocidad de la caídas y el elevado volumen vendedor"Al final, si algo está sorprendiendo del comportamiento de la bolsa china es la velocidad de la caídas y el elevado volumen vendedor. Pero, detrás de todo esto hay tres factores: 1. La propia velocidad de la caída del Yuan; 2. La renovada desconfianza sobre el crecimiento económico; 3. La propia inestabilidad y pérdidas en los mercados financieros internacionales", explica José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi."El primero, sin duda es achacable (en lo posible) a las autoridades chinas; el segundo, supone el reconocimiento de que los problemas de la economía y mercados son más estructurales que cíclicos; el tercero, la distorsión de fondo de los mercados financieros internacionales, excesivamente dependientes de los bancos centrales", concluye este experto.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon