Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

China, la potencia económica que animará el mercado de fichajes 2016

Bolsamanía Bolsamanía 30/07/2016 Antonio Villanueva

El mercado de fichajes de fútbol está cada año que pasa más desbocado. Los precios que antes parecían de otro planeta ahora son el pan nuestro de cada día, lo que lleva al fútbol a una espiral inflacionista por los grandes jugadores, e incluso por los buenos futbolistas, sin más. Varios son los agentes que están afectando a esta mayor competitividad en el mercado de fichajes, pero sin duda el que ha irrumpido en el panorama futbolístico de una manera más radical ha sido China.

Los futbolistas de la Superliga China ya están valorados en 325,4 millones de euros, de acuerdo a los últimos datos del portal Transfermarkt, lo que la coloca en cuanto a valoración total de sus jugadores entre las ligas ucraniana (336,75 millones) y la griega (309,3 millones).

A priori, por tanto, no parece que esta competición asiática tenga aún una relevancia capaz de competir con las grandes ligas europeas a día de hoy, pero hay un dato bastante reseñable respecto a esa valoración económica: el 41% de los 325,4 millones de euros (134 millones) lo valen tan solo entre 9 jugadores (según Transfermarkt, que no tiene en cuenta tanto los precios actuales de los fichajes sino que se rige por una valoración interna que hace descender el precio o aumentarlo dependiendo de la competitividad de la liga en la que estén). Y todos los jugadores más valorados de la liga China han llegado en tan solo los dos últimos años, por lo que el potencial de crecimiento es exponencial.

HULK Y PELLÈ, LOS ÚLTIMOS EN LLEGAR

Durante este mercado de fichajes de verano 2016 ya han desembarcado en la liga China dos nuevos nombres de relumbrón internacional. La llegada más sorprendente ha sido la del delantero brasileño Hulk, de 30 años e internacional con la ‘canarinha', por el cual su actual club, el Shanghai SIPG, ha pagado la friolera de 60 millones de euros al Zenit de San Petersburgo por hacerse con sus servicios.

El otro recién llegado ha sido una de las estrellas de la Eurocopa 2016 en Francia: el delantero italiano Graziano Pellè (31 años), futbolista que dejó un amargo recuerdo a la selección española cuajando un sensacional partido en el España – Italia de los octavos de final del torneo continental. El Shandong Luneng ha pagado 15 millones de euros al Southampton para tener en sus filas al delantero centro del combinado italiano.

Estas dos figuras del fútbol mundial se unen a las que arribaron a China en el pasado mercado invernal, sin duda el periodo en el que se pudo ver con una mayor exhuberancia el poderío económico de los clubes de la Superliga China: 331 millones de euros fue la cifra que se gastaron los clubes del gigante asiático en el mercado de diciembre a enero, batiendo a la Premier League (250 millones de euros) y muy por encima del gasto en el resto de ligas del mundo.

De hecho, China copó cuatro de los cinco fichajes más caros del pasado mercado invernal. Alex Teixeira (50 millones de euros) y Jackson Martínez (42 millones) fueron los dos traspasos más reseñables, a los que se unen otros como Ramires (28 millones), Gervinho (18 millones), Guarín (13 millones), Gil (8,5 millones) o Yilmaz (8 millones).

Se espera por tanto que durante este verano sean más las estrellas que decidan hacer las maletas rumbo a la liga China, un torneo cada vez más atractivo gracias a todas estas figuras mundiales. De hecho, hace unos días la popular cadena de televisión inglesa Sky Sports, anunció que había obtenido los derechos televisivos de la Superliga de China para los próximos tres años para emitirla en el Reino Unido, algo impensable hace tan solo dos años atrás.

© Proporcionado por Bolsamanía

SUELDOS SIN COMPETENCIA

Pero el potencial económico asiático para con el fútbol no solo reside en lo que pagan en traspasos. Si consiguen atraer a tantos jugadores de nivel a una liga infinitamente menos competida que las europeas es evidentemente mediante los salarios. Es por ello que muchos de los fichajes no conllevan tanto un desembolso económico por el ‘transfer', sino que el verdadero gasto reside en el sueldo del jugador.

A modo de ilustración, valgan como ejemplo los dos últimos fichajes antes mencionados: Pellè y Hulk. En el caso del italiano, el fichaje es, en principio, barato (15 millones de euros), pero la sorpresa viene cuando se revela que cobrará 16 millones de euros por temporada, el futbolista italiano mejor pagado de la historia con diferencia. Para poner este dinero en contexto, huelga decir que los sueldos de estrellas de Real Madrid y Barcelona como Luis Suárez, Bale, Benzema o Sergio Ramos no superan los 10 millones de euros por temporada.

El caso del brasileño Hulk es todavía más impactante, puesto que se ha revelado que el exdelantero del Oporto cobrará 20 millones de euros por temporada, salario que le coloca al un nivel retributivo similar al de las dos estrellas mejor pagadas del mundo: Messi y Cristiano Ronaldo. Está por ver si la crisis económica China frenará las aspiraciones de los clubes asiáticos, pero viendo los últimos movimientos no parece que esto vaya a suceder.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon