Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cinco agentes muertos en Dallas en las manifestaciones contra la violencia policial

Bolsamanía Bolsamanía 08/07/2016 Bolsamanía

Cinco policías (cuatro patrulleros y un guardia de tráfico) han fallecido y otras ocho personas (siete agentes y un civil) resultaron heridos durante las protestas contra la violencia policial en Dallas (Texas, EEUU) cuando dos francotiradores les dispararon desde posiciones elevadas.

Las protestas y manifestaciones se han ido sucediendo a lo largo del pasado jueves en distintas ciudades de forma espontánea tras la muerte de los afroamericanos Philando Castile, en Minnesota, y Alton Sterling, en Luisiana. El tiroteo en el que ha derivado la concentración de Dallas hace temer nuevos disturbios como los que se generaron en Ferguson (Misuri), hace dos años, cuando Michael Brown, un chico de 18 años que iba desarmado, perdió la vida por los disparos de un policía blanco, según Europa Press.

El departamento de policía de Dallas ha utilizado su cuenta de Twitter para actualizar información sobre los hechos. Pasados 20 minutos de la medianoche, han anunciado la cuarta víctima mortal. "Con el corazón roto, informamos desolados de que un quinto agente ha muerto", decía el mensaje. "Nuestra peor pesadilla ha ocurrido", ha señalado por su parte el alcalde de Dallas, Mike Rawlings. "Es un momento descorazonador", ha añadido. Por su parte, el propio gobernador de Minnesota, Mark Dayton, admitió ante la prensa en la tarde de este viernes que veía un sesgo racista en el caso y que sentía que "hubiese acabado de un modo distinto si hubiesen sido blancos".

© Proporcionado por Bolsamanía

EL TIROTEO

La emboscada fue ejecutada a las 20.58 (hora local) por al menos dos individuos apostados en dos edificios de aparcamiento situados a ambos lados de la calle por la que transitaban los manifestantes, atrapando a un pequeño contingente policial que gestionaba el paso de la marcha en un "fuego cruzado" contra el que los agentes no tenían respuesta posible, según lamentó posteriormente el jefe de Policía de la ciudad, David Brown.

"Los asaltantes dispararon de manera completamente coordinada y triangulando desde una posición elevada justo sobre el lugar donde iba a terminar la marcha. Algunos de los agentes murieron por disparos en la espalda", explicó Brown. Un testigo de los eventos, el veterano del Ejército Carlos Harris, constató que los disparos fueron efectuados con profesionalidad. "Tiro, tiro, pausa; tiro, tiro, pausa. Totalmente estratégico", ha declarado al 'Dallas News'.

VARIOS SOSPECHOSOS

La policía local ha detenido al menos a dos sospechosos, entre ellos una mujer en el mencionado instituto. Un tercero, Mark Hughes, cuya foto fue publicada en Twitter por la cuenta oficial de la Policía de Dallas, se entregó voluntariamente por miedo a su seguridad. La Policía finalmente le ha puesto en libertad. Otras dos personas, ocupantes de un vehículo Mercedes color negro, han sido interrogadas pero también se les ha puesto en libertad minutos después.

Un cuarto sospechoso estaba armado y, según medios locales, habría fallecido, supuestamente por su propia mano, pero todavía no existe confirmación oficial. El sospechoso se encontraba acorralado por la Policía local en un aparcamiento del instituto de Formación Profesional 'El Centro College', próximo al lugar de los disparos, y había colocado bombas en todo el recinto, lo que estaba limitando el margen de maniobra de las fuerzas especiales que le tenían rodeado.

El sospechoso avisó a los negociadores de que "el fin se acerca" y de que tenía intención de "herir y matar" a más agentes de Policía, según ha hecho saber el jefe de la Policía de Dallas, David O. Brown, en rueda de prensa. Y se tiene constancia de una explosión en el lugar del asedio, según testigos, que podría tratarse de una detonación controlada o del estallido de una bengala.

CASTILE MUERE ABATIDO POR UN AGENTE

El pasado jueves, Castile, de 32 años, murió abatido por un agente de policía que lo había detenido porque su vehículo tenía un faro trasero roto. En el vídeo, que su novia transmitió en directo, se le ve agonizar mientras el policía sigue apuntando su pistola y la mujer relata su versión de los hechos. El día antes, Alton Sterling, falleció en Baton Rouge, Luisiana, disparado por dos agentes cuando ya había sido reducido.

Horas antes de los disturbios, desde Varsovia, el presidente, Barack Obama, se refirió a estas muertes: "Hemos visto tragedias como esta demasiadas veces”, dijo desde un hotel en la capital polaca, donde participará en una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN. “No es solo un problema negro. No es solo un problema hispano. Es un problema americano, y a todos debería preocuparnos”.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon