Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ciudadanos y PSOE, dos 'fórmulas' para lograr un nuevo gobierno

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 11/03/2016 Bolsamanía

Ciudadanos ha subrayado este viernes que ahora toca hablar de contenidos para intentar que otros partidos se adhieran al acuerdo de legislatura que firmaron el PSOE y la formación de Albert Rivera, mientras que los socialistas insisten en que las propuestas recogidas en ese documento van unidas a la candidatura de Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno.

Tras participar en una reunión conjunta con distintas asociaciones de consumidores y exponerles las medidas de su acuerdo, el exministro y negociador del PSOE Jordi Sevilla y el portavoz de C's en la Comisión de Economía del Congreso, Toni Roldán, han reiterado su deseo de dialogar con otros partidos sobre dicho acuerdo e intentar que se sumen, pero ninguno ha concretado fechas para posibles reuniones.

Toda esta nueva polémica se encuentra en un marco en el que se publican nuevos sondeos para unas nuevas hipotéticas elecciones generales. Según El Periódico, Ciudadanos sería el gran vencedor en estos comicios ya que pasaría de tener 40 diputados hasta los 59-62 escaños, mientras que la formación dirigida por Pedro Sánchez se mantendría prácticamente en los mismos escaños con los que cuenta ahora. Los damnificados serían Partido Popular que descendería hasta desde los 123 hasta los 107-110 diputados y Podemos que pasaría desde los 69 diputados hasta los 58-61 escaños.

En declaraciones a los periodistas, Sevilla ha instado a las fuerzas políticas que "bloquearon la posibilidad de un gobierno de cambio" la primera semana de marzo, diciendo "no" a la investidura de Sánchez, a que recapaciten y acepten negociar para cambiar el sentido de su voto.

© Proporcionado por Bolsamanía

REUNIONES CON LA SOCIEDAD CIVIL

En su opinión, esos partidos deberían darse cuenta de que "hay mucha gente en este país" que tiene la esperanza de que se pueda aplicar el "programa de 200 reformas del pacto PSOE-Ciudadanos, como están intentando demostrar con los encuentros desde el miércoles pasado con distintos colectivos y asociaciones de la sociedad civil.

"Estamos tomando la iniciativa con los ciudadanos, con los afectados de no tener gobierno", ha respondido el exministro socialista cuando le han preguntado si espera que Podemos finalmente acepte desbloquear la situación.

Sevilla ha indicado que el PSOE no habla con sus interlocutores sobre quién debe ser el candidato a la investidura. Sin embargo, ha añadido que, sea cual sea la fórmula, el PSOE es "imprescindible" para que se forme gobierno en esta legislatura y que este partido "tiene un candidato que es Pedro Sánchez", señalando que el pacto con C's "va unido, desde el punto de vista del PSOE, a un candidato".

Por otro lado, ha vuelto a pedir al PP que se incorpore al diálogo con los socialistas y la formación naranja y explique "qué parte de ese acuerdo no le gusta". "La urgencia empieza a ser importante", ha subrayado antes de hacer un llamamiento a "olvidar el cortoplacismo y las sillas y empezar a pensar con sentido de Estado".

Sobre esta cuestión, Roldán ha dicho que se ponen "muchas premisas" pero que "lo mejor es hablar del contenido del acuerdo" y dejar para después el debate sobre quién lo debe liderar.

APROBACIÓN DE UGT

Todo esto se suma a la información hecha pública este viernes por Voz Populi en la que se afirma que, en la negociación del acuerdo previo a la investidura alcanzado entre el PSOE y Ciudadanos, Pedro Sánchez trasladó a Albert Rivera que el único camino que tenía para salvar ante el PSOE el documento de 66 folios era conseguir previamente el apoyo de UGT.

Y es que el sindicato es una gran influencia para los socialistas, por ello tutelado por Cándido Méndez, vio imprescindible que en el texto figurara el compromiso de devolverles el control sobre la negociación colectiva, con el fin de recuperar el poder perdido después de la reforma laboral aprobada por el PP. Rivera aceptó esta condición, lo que permitió a Sánchez salvar los muebles ante el comité federal de su partido.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon