Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Coca-Cola European cita la incertidumbre política en España y los independentismos como riesgos a su negocio

Bolsamanía Bolsamanía 25/05/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Coca-Cola European ha señalado como los riesgos a su negocio: la incertudumbre política en España y los independentismos. En la información facilitada para su salida a bolsa,la compañía informa que si no sale un presidente del 26J habrá una economía adversa. Además, advierte que el alzamiento de los partidos antieuropeístas también le puede perjudicar.

Coca-Cola European Partners, el mayor embotellador mundial independiente de la multinacional, ha advertido de que la incertidumbre política en España y las preocupaciones sobre movimientos independentistas dentro de la Unión Europea podrían tener un impacto adverso sobre su negocio, sus operaciones y sus condiciones financieras.

Así lo advierte la empresa en el folleto registrado de cara a su salida a Bolsa la próxima semana. En concreto, en el caso español señala que si tras las elecciones generales del 26-J persiste la incapacidad del futuro Parlamento de elegir a un presidente del Gobierno que pueda conformar un Ejecutivo, esto puede acarrear un impacto "adverso" en la economía española, y, por ende, afectar negativamente a la compañía.

Igualmente, señala que si un nuevo gobierno es elegido en España tras las elecciones generales, las políticas adoptadas pueden tener un impacto material adverso en la economía española y, por extensión, en el negocio de la empresa.

En el ámbito europeo, Coca-Cola European advierte de que "el auge de partidos políticos anti-europeístas, el surgimiento de fuerzas políticas emergentes en países miembros de la UE con políticas económicas y prioridades alternativas y las preocupaciones acerca de los movimientos independentistas dentro de la UE podrían afectar a la situación económica de la eurozona y, por tanto, tener un impacto negativo en el negocio de la compañía", según recoge el folleto.

Coca-Cola European Partners comenzará a cotizar el próximo 2 de junio en España a las 12.00 horas, con una capitalización bursátil superior a los 20.000 millones de euros, aunque con anterioridad, el 31 de mayo debutará en Nueva York, Londres y Amsterdam.

El embotellador europeo ha alertado de que la integración de tres sociedades indepedientes es un "proceso complejo, costoso e intensivo" y que se "enfrenta a una fuerte competencia" de otras compañías de bebidas generalistas o especializadas.

IMPUESTO SOBRE EL AZÚCAR

En cuanto a los principales riesgos a los que puede enfrentarse la sociedad, Coca-Cola European cita el creciente interés público por la obesidad y la introducción de nuevas normas sobre la publicidad, etiquetado, envasado o venta de bebidas azucaradas, o la intención de Reino Unido de aplicar un impuesto sobre el azúcar, factores que pueden reducir la demanda o incrementar el coste de las bebidas azucaradas producidas por la compañía.

En cuanto a la política de retribución al accionista, la empresa subraya que la capacidad de la sociedad para pagar dividendos depende de sus resultados, su situación financiera, sus perspectivas de futuro, los beneficios disponibles para su distribución y otros factores que los consejeros consideren relevantes en ese momento. "No puede haber ninguna garantía de que la sociedad vaya a pagar un dividendo", ha indicado.

La nueva compañía, con un 'free float' inicial del 48%, comenzará a cotizar con una deuda de unos 6.800 millones de euros al cierre de 2015, y se ha marcado el objetivo de reducir su ratio de deuda neta pro-forma de 3,5 veces su Ebitda hasta 2,5 veces a finales de 2017. Asimismo, la firma se encuentra actualmente inmersa en la refinanciación de 2.200 millones de euros de deuda bancaria.

En concreto, la compañía, que no realizará una OPV previa ni una OPS, aterrizará en el parqué mediante el sistema de 'listing', con la venta de acciones directamente en el mercado de Coca-Cola Enterprises, que actualmente cotizan en Nueva York. La firma americana controlará el 48% del gigante embotellador, mientras que el resto del capital se repartirá entre Coca-Cola Iberian Partners, que ostentará el 34%, y The Coca-Cola Company, que controlará el 18%.

La nueva compañía, presidida por la española Sol Daurella, dado que debutará mediante el sistema de 'listing', no fijará una banda de precios previamente, sino que se tomará como referencia el último precio de las acciones de Coca-Cola Enterprises en la bolsa norteamericana.

Los accionistas españoles de Coca-Cola European Partners, es decir la familia Daurella y el resto de socios, tienen un compromiso de permanencia en el accionariado ('lock-up') de 365 días, periodo en el que no podrán desprenderse de sus acciones, lo que supone la apuesta y la confianza en el crecimiento del negocio.

Con 25.000 empleados, el gigante embotellador dará servicio a una población de más de 300 millones de personas en 13 países de toda Europa Occidental, que incluyen España, Andorra, Portugal, Islandia, Alemania, Bélgica, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Luxemburgo, Mónaco, Noruega y Suecia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon