Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Colau solicita la ayuda de los vecinos y proporcionalidad a los Mossos en Gràcia

Bolsamanía Bolsamanía 27/05/2016 Bolsamanía

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reunido a los okupas y a las entidades del barrio de Gràcia en una primera toma de contacto, después de que el pasado lunes se produjera el desalojo de la sucursal bancaria 'okupada' de CatalunyaCaixa en la Travessera de Gràcia de Barcelona. Durante las últimas tres noches se han vivido disturbios y entrentamientos entre manifestantes y los Mossos d'Esquadra.

Uno de los últimos altercados se producía anoche. Los momentos de tensión se intensificaron durante una cacelorada. Los okupas increparon a la prensa que se encontraba en el lugar y dañaron una cámara de TV3, el principal canal de televisión de Televisió de Catalunya. Los hechos que se suceden desde el lunes coinciden con el primer aniversario de la victoria de Colau como alcaldesa la ciudad.

La mirada está puesta en la alcaldesa, aunque en esta ocasión, a diferencia del desalojo de Can Vies hace dos años, el local desalojado es de carácter privado y los okupas no quieren dialogar. Colau ha manifestado la dificultad de intervenir y ha pedido a los vecinos del barrio de Gràcia que ayuden a mediar en una reunión celebrada la tarde del pasado jueves, según El País.

© Proporcionado por Bolsamanía

A su vez, este viernes termina la semana con el plenario de mayo. CiU demanda a la alcaldesa que antes de iniciar la sesión haga una declaración de condena a los disturbios y pleno apoyo a los Mossos, mientras que la CUP reclama que 'se pronuncie contra la violencia policial que está ejerciendo' en el barrio de Gràcia.

En referencia a los Mossos d'Esquadra, Colau ha hablado con el consejero de interior, Jordi Jané, y según ha explicado le ha trasladado la 'confianza en el trabajo de los Mossos y al mismo tiempo cierta preocupación por algunas informaciones de las últimas horas y de alguna formación política, en referencia a la CUP, que ha cuestionado la actuación'. Sobre los casos de periodistas heridos durante los altercados, la alcaldesa ha reiterado que tiene confianza y que no quiere prejuzgar, y ha pedido que haya proporcionalidad en la actuación policial y que se persiga el objetivo compartido de proteger a los vecinos.

DETENIDOS, HERIDOS Y DAÑOS EN MOBILIARIO URBANO

Hasta el momento se han producido dos detenciones, 33 heridos y daños en mobiliario urbano cuantificados en 67.500 euros. El pasado jueves, Colau insistió en su argumento de que los okupas rechazan cualquier mediación con las instituciones, al igual que lo hicieron antes del desalojo. 'Si no se quiere nada de la administración, nos deja con mucha dificultad para intervenir. No existe interlocutor', aseguró.

Por otro lado, Colau ha señalado como actividades 'muy positivas' las que se realizaban en el Banc Expropiat, local ocupado desde hacía cinco años, pero que los colectivos que lo ocuparon han rechazado la oferta municipal de un local alternativo. Ante esta negativa, ha sugerido que los okupas recurran a los vecinos como interlocutores, ya que son estos los que participaban en las actividades del centro y ahora son ellos los principales perjudicados por el conflicto. Colau ha mtizado que esta sugerencia no es para trasladarles la responsabilidad, sino para trabajar en conjunto y buscar situaciones constructivas.

REUNIÓN ENTRE OKUPAS Y VECINOS DEL BARRIO

La tarde del pasado jueves se celebró una reunión en la sede del Centre Artesà Tradicionarius a la que acudieron el concejal del distritio, Eloi Badia, y el primer teniente de alcalde y portavoz del gobierno municipal, Gerardo Pisarello. A esta primera toma de contacto acudieron okupas del Banco Expropiado, la asociación de vecinos, comerciantes, la Federación de Entidades Vecinales y miembros de la asamblea de otros edificios okupados. De nuevo, los okupas desalojados rechazaron la oferta de un local alternativo para realizar las actividades que hasta el pasado lunes llevaban a cabo.

Por su parte, el hasta hace unos días presidente de la asociación de vecinos de Gràcia, Toni Ramon, se ha mostrado dispuesto a mediar si se lo piden “las dos partes”. Ramon explicó que la asociación ha colaborado con el Banc Expropiat en campañas como la que rechaza la presión turística sobre el barrio, pero considera que “será difícil” encontrar una solución, porque la okupación de la antigua sucursal bancaria 'forma parte de la idiosincrasia del colectivo, rechazar la deriva del barrio', donde el mercado inmobiliario comienza a estar presionado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon