Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Colonial se alía con la familia Puig para levantar una torre de oficinas en Barcelona

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 06/02/2017 Bolsamanía

Colonial se ha asociado a la firma inmobiliaria de la familia Puig para promover una nueva torre de oficinas en Barcelona, un edificio "de referencia" en la Ciudad Condal que supondrá una inversión de 32 millones de euros.

El proyecto forma parte de la inversión en nuevos activos inmobiliarios que la compañía patrimonialista anunció este lunes en sus tres mercados, Madrid, Barcelona y París, por un total de 400 millones de euros.

En el caso de la nueva torre de Barcelona, el proyecto se acometerá a través de una sociedad conjunta, que Colonial constituirá al 50% con la rama inmobiliaria de los Puig, que aporta el terreno sobre el que se levantará el inmueble. La nueva torre se situará en la Plaza Europa de la Ciudad Condal, al lado de la que el grupo de perfumería ocupa en alquiler, en una de las principales zonas de negocio de la ciudad.

El proyecto supone levantar un edificio de 60 metros de altura y 21 plantas, que contará con 14.000 metros cuadrados de superficie. Se pretende que cuente con un diseño "único" pero acorde al de la torre vecina, según informó el consejero delegado de Colonial, Pere Viñolas.

El primer ejecutivo descartó que "hoy por hoy" la asociación con los Puig vaya más allá de este proyecto, pese a la "excelente" relación de las dos empresas.

Colonial anuncia la nueva torre en el marco de una inversión en nuevos activos que constituye un paso más en la estrategia de crecimiento, que arrancó cuando en 2005 culminó su saneamiento y reestructuración. Desde entonces, la firma acumula inversiones en nuevos activos por un total de 1.760 millones de euros, según detalló su presidente, Juan José Brugera.

Así, en paralelo, la compañía patrimonialista ha comprado la sede en Barcelona del grupo Bertelsman, que se quedará como inquilino, por 41 millones, y el inmueble del número 163 del Paseo de la Castellana de Madrid por otros 51 millones. En este caso, el edificio, también situado en pleno eje de los negocios de la capital, se remodelará paulatinamente.

© Proporcionado por Bolsamanía

A estas compras se suman la recientemente anunciada de un complejo de oficinas del centro de París, por unos 265 millones de euros, con la intención de reconstruirlo.

Con la incorporación de estos activos, la cartera de inmuebles de oficinas en renta de Colonial alcanza la cota de los 900.000 metros cuadrados de superficie y un valor de 8.000 millones de euros. Además, le permitirá sobrepasar los 300 millones de ingresos por rentas de arrendamiento anuales.

CON POTENCIAL AÚN PARA NUEVAS COMPRAS

A pesar de este "acelerón" en su estrategia de crecimiento, la inmobiliaria patrimonialista prevé mantener su ritmo inversor, estimado en una media 500 millones de euros al año, y acometer así nuevas adquisiciones a lo largo de este ejercicio.

En este sentido, Colonial cuenta con caja por unos 700 millones de euros, además de capacidad de financiación sin perjudicar su 'investment grade'. Su deuda equivale al 42% del valor de sus activos.

Además, de las operaciones anunciadas hoy sólo computa este año una inversión de unos 250 millones de euros, dado que el resto corresponde a los trabajos de mejora proyectados en los inmuebles de Madrid, a la reconstrucción del de París y la construcción de la torre barcelonesa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon