Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Con el Euríbor en negativo, los bancos potencian el interés fijo

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 27/03/2016 Bolsamanía

Los bancos potencian la contratación de hipotecas con interés fijo para tratar de mantener su facturación en un contexto en el que el Euríbor se sitúa en mínimos históricos.Y es que las entidades han visto reducidos sus ingresos por los créditos de vivienda referenciados a ese índice variable

Tal y como informa ABC, a finales de 2015 las hipotecas a tipo fijo representaban el 9,8% del total de nuevos préstamos concedidos. Solo un año antes suponían el 6,4%, según el Instituto Nacional de Estadística. Es decir, en tan solo un año, han incrementado su peso más de un 53%.

© Proporcionado por Bolsamanía

Además, en 2008, inmediatamente después del estallido de la crisis y la burbuja inmobiliaria, únicamente suponían el 2,6%. Esto quiere decir que, para esas fechas, el 97,4% de las hipotecas se contrataban a un tipo de interés variable, ligado en la mayoría de ocasiones al Euribor.

Sin embargo, la expansiva política monetaria ha provocado una reducción del precio oficial del dinero que ha contagiado al Euríbor, que este mes se sitúa ya en el -0,014%, lo que ha abaratado las cuotas de esas hipotecas a tipo variable y ha reducido el interés de los nuevos préstamos.

Ante esta situación, los bancos están incentivando la financiación de la compra de viviendas con hipotecas a tipo fijo. Ya en 2015, de las nuevas 56 hipotecas lanzadas al mercado por las entidades, 19 eran a tipo de interés fijo, según un estudio del comparador Bankimia.com.

Además, los bancos compiten entre ellos en este segmento ofreciendo tipos cada vez rentable como el medio que ronda el 2,6%,. Incluso algunas entidades lo han reducido hasta el 1,8% con una alta vinculación, siempre y cuando el hipotecado domicilie su nómina y contrate un mínimo de productos con ese banco (seguros, planes de pensiones, tarjetas de crédito...)

LAS DIFERENCIAS REALES ENTRE UNA Y OTRA

Pero bien, ¿cuáles son las diferencias entre las hipotecas a tipo variable y a tipo fijo? En las hipotecas a tipo fijo el cliente conoce siempre el interés que pagará cada vez por el préstamo, lo que proporciona estabilidad frente a la volatilidad del mercado. Sin embargo, en los créditos a tipo variable, el interés varía en función del nivel del índice, que suele ser el Euríbor.

Actualmente, con el Euribor en negativo las hipotecas a tipo variable pueden parecer rentables. Sin embargo, bastaría con que el Euribor superase de nuevo el 1,5%, recordemos que en 2008 rozó el 6%, para que una hipoteca a tipo fijo concedida ahora suponga dentro de unos años un ahorro considerable respecto a otra con tipo variable, detallan desde ABC.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon