Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Consejos básicos para empezar a invertir en materias primas

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 01/10/2016 Marco Collado

Si usted invierte cantidades iguales en materias primas, bonos y en renta variable durante 100 años, las acciones batirán de calle a los otros dos activos. Este es el ejemplo que dan numerosos analistas y asesores para romper una lanza en favor de los mercados de valores, ¿y por qué no admitirlo? La verdad es que llevan razón.

Sin embargo, habría que hacer alguna apreciación, como el hecho de que nadie permanece invertido 100 años. Tanto las materias primas como las acciones pasan por numerosos altibajos y en escalas de tiempo más razonables, por ejemplo 10 años, la situación cambia totalmente. De hecho, durante franjas de tiempo de entre 10-20 años, las materias primas pasan por numerosas oportunidades de oro para invertir en ellas. Teniendo en cuenta que muchas de ellas se encuentran entre un 50-80% por debajo de sus niveles máximos en 2016, no es tan descabellado pensar que ahí existe una oportunidad de inversión.

Durante los últimos meses no ha parado de hablarse sobre la depresión global de las materias primas. Desaceleración china, frenazo de los emergentes, las economías desarrolladas no terminan de arrancar... son algunas de las frases más recurrentes para referirse a esta situación. Pero, ¿qué debería tener en cuenta para poder moverse entre esta lluvia datos? Hemos elaborado unos consejos básicos que ayudan a manejarse mejor en este escenario, al menos en cinco de las principales materias primas.

PETRÓLEO

Un barril de petróleo supone algo más que servir como carburante para su coche. El crudo se utiliza para pácticamente todo lo que usamos a diario. Combustible, asfalto o ruedas son algunos de sus usos. Un cambio en la cotización del ‘oro negro' afecta directamente a costes del comercio, beneficios empresariales (trasladándose al precio de las acciones), puestos de trabajo, presupuestos de los países y, en última instancia, a sus divisas.

No se puede invertir en petróleo sin hacer un seguimiento de las noticias. Y no sólo noticias económicas, sino también políticas. La producción de petróleo se ve continuamente afectada por guerras, tipos de interés y equilibrios presupuestarios. Aunque su influencia ya no sea la del pasado, las decisiones tomadas por el cártel de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) son cruciales en la evolución del mercado.

Sin embargo, no todo gira en torno a la OPEP o China. Estados Unidos consume más del 40% de la producción global, más que cualquier otro país. Por otro lado, el mayor productor es Arabia Saudí. Oriente medio es la ‘gasolinera del mundo' y este mismo año ha alcanzado niveles de cuota de mercado que no veía desde el año 1975.

Los futuros del petróleo pueden negociar en las siguientes bolsas: la bolsa de Nueva York (NYMEX), el Intercontinental Exchange (ICE), la Bolsa Mercantil de Dubai (DME), la Bolsa de Múltiples Materias (MCX), la Bolsa de Materias Primas y Derivados de la India (NCDEX ) y la Bolsa de Materias Primas de Tokio (TOCOM).

Los principales índices para seguir esta materia prima son: el NYSE ARCA OIL & GAS INDEX, S&P GSCI Crude Oil TR, S&P GSCI Brent Crude y el S&P GSCI Unleaded Gasoline.

Para invertir en materias primas, una de las opciones más sencillas y accesibles para los particulares es la de los fondos cotizados (ETF). En el caso del crudo, los principales son el United States Oil Fund, S&P GSCI Crude Oil Tot Ret Idx ETN, United States Brent Oil Fund y el DB Oil Fund.

ORO

El oro se ha establecido a lo largo de la historia como uno de los metales preciosos más importantes y ha sido la base de los sistemas monetarios durante miles de años. Aunque hoy ningún país sigue utilizando el oro como referencia, la demanda del producto como alternativa al dinero fiduciario ha aumentado de manera increíble desde el inicio de la crisis.

La importancia de este metal como inversión reside en su estabilidad. Cuando los inversores pierden la confianza en una moneda, siempre surgen las voces que llaman a volver al oro como referencia. Además, es utilizado como activo de cobertura contra la inflación, permitiendo a los inversores proteger parte de su cartera de este fenómeno.

Si ninguno de estos usos le ha convencido, siempre queda la opción de la joyería. La demanda en este sector sigue siendo muy grande y además, cada vez se utiliza más en el sector de la electrónica.

Para invertir en esta materia prima hay multitud de opciones. Además de la compra de contratos de futuros, existe la posibilidad de comprarlo físicamente en monedas o ligotes. También hay una serie ETFs para invertir en este metal. Los más utilizados son el Gold SPDR, el COMEX Gold Trust y el Physical Swiss Gold Shares.

CAFÉ

El café es la ‘commodity' más negociada en el mundo después del petróleo. Supera así a materias primas como el gas natural, el oro, el azúcar o el maíz. Además, el 67% de la producción se cultiva en América. Los americanos y el café tienen una relación similar a la de oriente medio y el petróleo. Hay dos tipos principales de café: Arábica y Robusta. Como el nombre sugiere, el segundo es el más resistente de los dos, y por tanto el más barato, por lo que hacer un seguimiento de las noticias relacionadas con el clima en los países productores será clave para la inversión.

Otro dato importante es que, aunque la lógica podría invitar a pensar que EEUU es el mayor consumidor mundial de esta materia prima, la realidad es que es Finlandia el país que más café bebe del mundo.

Los principales ETFs para invertir en café son el Dow Jones-UBS Coffee ETN, el Pure Beta Coffee ETN, el DB Agriculture Fund y el JJS Dow Jones-UBS Softs Total Return Sub-Index ETN.

GAS NATURAL

El gas natural es inodoro, incoloro, no es tóxico, ni corrosivo y tampoco inflamable, eso sí, en estado líquido. Sólo se quema si la concentración aire-gas alcanza ciertos niveles y además se le añade olor artificialmente para identificarlo más fácilmente. Todas estas características llevan a esta materia prima a ser una de las fuentes convencionales de energía más seguras y limpias que existen en la actualidad.

Estados Unidos y Rusia son los mayores productores y consumidores de gas natural en el mundo y es la segunda fuente de energía más usada después del petróleo, justo por delante de la electricidad.

Los principales ETFs para invertir en gas natural son: el United States Natural Gas Fund LP, el VelocityShares 3x Long Natural Gas ETN, el VelocityShares 3x Inverse Natural Gas ETN y el DJ-UBS Natural Gas Subindex Total Return ETN.

AZÚCAR

El azúcar es una materia prima que se puede encontrar en climas tropicales, a través de la caña de azúcar, o en climas templados, con la remolacha azucarera. Brasil representa el 25% de la producción mundial.

Un factor importante entrará en juego a partir de 2017, y es que la unión Europea eliminará el sistema de cuotas para la producción de remolacha azucarera. Esta novedad podría desencadenar una caída drástica de los precios por lo que es algo que habrá que vigilar. Además, influye hay que tener en cuenta factores climáticos y es importante la evolución del real brasileño.

Los principales ETFs que un inversor puede utilizar son el Dow Jones-UBS Sugar Subindex Total Return ETN y el Sugar Fund, Pure Beta Sugar ETN.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon