Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Consejos para los jóvenes que quieren ahorrar para la jubilación

Bolsamanía Bolsamanía 29/08/2016
© Proporcionado por Bolsamanía

La jubilación es un tema que preocupa mucho, también a los jóvenes, aunque no todos están ahorrando con la vista puesta en el final de la vida laboral. En un momento en el que cada vez parece más complicado que los denominados ‘millennials' vayan a tener la pensión garantizada, sobre todo ante los problemas de sostenibilidad que ya está mostrando el sistema público, la tendencia al ahorro en este grupo no está teniendo el impulso que los expertos creen que debería tener. ¿A qué se debe?

El caso es que los jóvenes son perfectamente conscientes de los retos que van a tener ante sí, una vez estén jubilados, para mantener su nivel de vida. No obstante, no terminan de dar el paso definitivo hacia el ahorro. Según datos del ‘Estudio de Preparación para la Jubilación' de Aegon, a pesar de que tres quintas partes (60%) de los españoles se sienten personalmente responsables a la hora de garantizarse unos ingresos suficientes durante la jubilación, sólo la mitad (50%) es consciente de la necesidad de realizar una planificación económica para este período. De hecho, el 47% de la población española no tiene planificada su jubilación y sólo el 28% asegura tener algún plan por escrito.

“Lo idóneo es que los jóvenes tomen conciencia cuanto antes y comiencen a ahorrar y a planificar su futuro financiero tan pronto como tengan su primer empleo”, dice Marta Acebo, directora de comunicación de Aegon. “El ahorro es un hábito que debemos adquirir a la edad más temprana posible y pensar en la jubilación como una carrera de fondo para la que debemos entrenar habitualmente”, aconseja.

No obstante, parece que los obstáculos que se encuentran los jóvenes a la hora de ahorrar pesan más que esa ‘conciencia' sobre el ahorro. “Los problemas para iniciar una carrera profesional y para contar con un sueldo que permita una capacidad de ahorro suficiente están pesando más”, explica Enrique Borrajeros, director de desarrollo de negocios y socio de Abante Asesores.

Los jóvenes, señala, tienen otros “objetivos intermedios” que satisfacer, como comprarse una casa o formar una familia, que les suponen un gasto que es más prioritario que el de ahorrar. Sin embargo, advierte de los riesgos de dejar el ahorro para más adelante. “Cuanto mayor es el plazo para el ahorro menor es el riesgo que se asume para alcanzar los objetivos. Por eso si empezamos a ahorrar demasiado tarde, con un plazo muy corto para alcanzar la cifra deseada, el riesgo que habrá que asumir para lograrlo es mayor. El tiempo es un factor que juega a nuestro favor, por lo que mi recomendación es no desaprovecharlo”, explica Borrajeros.

EL AHORRO, UNA VERDADERA NECESIDAD

Los últimos datos de Inverco, la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones, ponen de manifiesto que el ahorro de los españoles en fondos de pensiones es cada vez menor. El último informe publicado al respecto, con datos referentes al primer trimestre de 2016, constata que el patrimonio de estos planes es menor que hace un año, como también lo son las aportaciones realizadas.

En concreto, el volumen de activos alcanzó los 103.111 millones de euros, por lo que respecto al mismo periodo de 2015 el patrimonio de los Fondos de Pensiones era un 1,9% menor al registrar un descenso de 1.999 millones de euros. Por otro lado, las aportaciones acumuladas en el primer trimestre alcanzaron los 855 millones de euros, mientras que el número de cuentas de partícipes se situó en 9,9 millones, lo que supuso un incremento de 33.629 respecto a la misma fecha del año anterior. No obstante, el número de partícipes estimado se sitúa en torno a ocho millones, al existir algunos casos en los que una misma persona cuenta con más de un plan, señala Inverco.

Y todo esto ocurre mientras el Gobierno no deja de retirar dinero de la denominada ‘hucha' de las pensiones. La última vez fue el pasado mes de julio, cuando el Ejecutivo en funciones de Mariano Rajoy tuvo que retirar dinero en dos ocasiones, un total de 9.700 millones de euros, del Fondo de Reserva para pagar las pensiones contributivas y para liquidar el IRPF de las pensiones.

El valor actual del Fondo de Reserva se sitúa en 24.207 millones de euros, una cantidad muy alejada de los casi 70.000 millones que había en 2012. La Seguridad Social comenzó a tirar de la ‘hucha' de las pensiones a finales de 2012, y desde entonces ya ha sacado 55.151 millones de euros. Así las cosas, los expertos apuntan que el ahorro es “una verdadera necesidad”, teniendo en cuenta que el Fondo de Reserva no deja de menguar y que para 2052 el número de mayores de 65 años se duplicará en España, lo que invita a buscar desde ya fórmulas de ahorro complementario. “Lo realmente importante es que los jóvenes sean conscientes de que el ahorro privado es actualmente una necesidad”, apunta Xavier Bergé, responsable del área de seguros y desarrollo del negocio de pensiones en GVC Gaesco.

Y remarca que el problema de las pensiones públicas reside en que se trata de un sistema “insostenible” en el que “los ingresos derivados de las cotizaciones no alcanzan para pagar las prestaciones actuales”. Además, “la última reforma de las pensiones, con la prolongación de la edad de jubilación a los 67 años o la aplicación de los índices de revalorización y sostenibilidad, no será suficiente para garantizar las futuras pensiones”, afirma Bergé. Precisamente, hace unos días se conocieron los datos del gasto en pensiones de agosto, que ascendió a 8.535 millones de euros, una nueva cifra récord en este mes. En concreto, el aumento respecto al mismo mes de 2015 ha sido del 3,2%, según se desprende de los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

España es uno de los países de la Unión Europea donde la tasa de reemplazo (la cantidad que cobra una persona cuando se jubila en comparación con el último sueldo que percibía cuando trabajaba) es una de las más elevadas, por lo que el experto de GVC Gaesco dice que tenemos varias soluciones: “Aumentar impuestos destinados al pago de las prestaciones de la Seguridad Social, aumentar las cotizaciones con una reforma laboral que disminuya el paro o disminuir directamente la tasa de reemplazo”. Y como de momento parece difícil que vayan a adoptarse algunas de estas medidas, lo que hay que hacer bajo su punto de vista es “incentivar los planes de pensiones y hacer atractivos estos productos para que realmente sirvan para completar una pensión pública que seguro se va a reducir en los próximos años”.

Por su parte, Victoria Torre, responsable de desarrollo de contenidos, productos y servicios de Self Bank, señala que “el constante envejecimiento de la población, unido a los efectos sobre el mercado laboral y sobre el precio de muchos activos considerados refugio que ha provocado la reciente crisis financiera, acentúan la necesidad de un ahorro previsional a largo plazo en productos específicos que respondan directamente a las necesidades de la jubilación”.

“La tendencia natural del ser humano es el consumo, no el ahorro. Pero nadie está a salvo de un imprevisto y el futuro es incierto para todos”, por lo que “incluso para aquellos que hoy tienen una economía saneada es importante destinar una parte de los ingresos para ahorrar”, concluye la experta.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon