Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Corea del Sur destituye a su presidenta por corrupción

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 09/12/2016 Bolsamanía

El Parlamento de Corea del Sur ha aprobado este viernes el juicio político contra la presidenta del país, Park Geun Hye, envuelta en un polémico escándalo de corrupción que salió a la luz tras la detención de una de sus confidentes. El primer ministro, Hwang Kyo Ahn, pasa a asumir la Presidencia en funciones.

La moción ha salido adelante con el voto a favor de 234 de los 300 legisladores, por encima de los 200 que eran necesarios para abrir formalmente el proceso. Parte del partido gobernante ha votado también en contra de la presidenta.

El Tribunal Constitucional tiene ahora seis meses para revisar la legalidad del 'impeachment'. Park ya ha advertido de que esperará esta resolución y no abandonará el cargo de forma voluntaria, como le han pedido incluso miembros de su propio partido.

La presidenta se encuentra inmersa a la mayor crisis de su carrera a raíz de que trascendiese la influencia en asuntos oficiales de una amiga ajena a la Administración, Choi Soon Sil, detenida a finales de octubre y acusada de beneficiarse económicamente de ciertos acuerdos.

Los partidos acusan a Park de haber incumplido la Constitución y otras leyes por este caso. Las denuncias contra la presidenta y su entorno han generado también movilizaciones masivas en la calle, con marchas en las que han llegado a concentrarse más de un millón y medio de personas.

¿EFECTOS EN LOS MERCADOS?

La votación de este viernes ha movilizado al Gobierno con varias reuniones urgentes, entre ellas una del Ministerio de Finanzas ante el temor de los efectos que esta tormenta política pueda acarrear en los mercados. El Ministerio de Defensa también ha ordenado intensificar el estado de alerta ante posibles amenazas.

Queda también en el aire el calendario electoral, ya que los comicios están previstos en principio para diciembre de 2017. La ley obliga a celebrar elecciones en los 60 días posteriores a la dimisión o cese de un presidente.

"Espero que el primer ministro, como presidente en funciones, desempeñe un papel central, y que cada ministro haga todo lo posible para evitar el vacío de poder en cuestiones de economía y seguridad, estando unidos con extraordinaria determinación", ha dicho Park, quien ha admitido aceptar con seriedad las quejas aunque espera que todo termine aclarándose a su favor.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon