Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Crónica | El RCD Espanyol mantiene el tipo ante el FC Barcelona y dejan el marcador 0-0

Bolsamanía Bolsamanía 02/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

FC Barcelona y RCD Espanyol firmaron tablas (0-0) este sábado en el primero de los tres derbis catalanes que tendrán lugar en los próximos 15 días, con motivo de la Copa del Rey, en el partido que abrió la decimoctava jornada de la Liga BBVA, la primera del nuevo año. El conjunto azulgrana desaprovechó la oportunidad de seguir sólido en el liderato tras conceder dos nuevos puntos. En esta ocasión en el derbi de la ciudad, un partido de alto voltaje en el que los de Luis Enrique desperdiciaron varias ocasiones de mucha claridad, entre ellas una de Luis Suárez que se estrelló en el palo cuando parecía gol. El Espanyol, que venía de perder (2-0) frente al Sevilla, y consciente de las malas sensaciones mostradas en los últimos encuentros, salió al campo muy 'enchufado' y con las ideas muy claras. Los blanquiazules, en casa y arropados por su afición, inclinaron el campo sobre la meta de Claudio Bravo durante los primeros minutos de juego, y pusieron en serios aprietos a un conjunto azulgrana que no terminaba de encontrarse cómodo sobre el verde.Álvaro González a punto estuvo de hacer el primero de la tarde en el minuto 25 en una jugada embarullada de no haber sido por PiquéDe hecho, Álvaro González a punto estuvo de hacer el primero de la tarde en el minuto 25 en una jugada embarullada de no haber sido por Piqué, que sacó el balón en línea de gol con Bravo ya batido en el suelo. Tan solo Messi logró inquietar a Pau López diez minutos más tarde con un magistral lanzamiento de falta que dio en la cruceta y se marchó fuera.Con el paso de los minutos, los blaugrana trataron de combinar desde atrás y hacer su habitual juego. Sin embargo, los de Constantin Galca propusieron un partido de guerrilla que desesperó a los jugadores culés. Incluso se produjo una pequeña tangana en área perica durante un saque de esquina, que se saldó con una amarilla por cada equipo -una para Mascherano y otra para Álvaro-.Tras esto, los ánimos se caldearon aún más y el árbitro, más condescendiente de lo que exigía el partido, estuvo cerca de perder el control. Las faltas se sucedieron por parte de ambos conjuntos y tan solo el pitido que indicaba el final de la primera mitad acabó con el incendio. O al menos momentáneamente. Porque, tras el paso por vestuarios, las cosas no fueron bien distintas.El FC Barcelona, consciente de lo que se jugaba, adelantó posiciones y consiguió llevar más peligro sobre la meta rival durante los 15 primeros minutos tras la reanudación. Neymar, Suárez -que mandó el balón al palo- y Messi pudieron adelantar al conjunto culé, pero el marcador se mantuvo intacto. Los locales, lejos de venirse abajo, siguieron mostrando su juego agresivo e intenso y, de nuevo Álvaro, pudo dar un susto al Barça transcurridos 10 minutos de la segunda mitad.UN PUNTO QUE PARECE UNA VICTORIA PERICALos minutos siguientes, el conjunto perico siguió a lo suyo. Faltas y más faltas que consiguieron su cometido: frenar el juego del Barça y rascar un punto que celebraron sobre el césped como si fuera una victoria. Los culés pecaron de inocencia y entraron en el juego de pelea que, si a alguien favorecía, era al Espanyol.A pesar de este resultado, el FC Barcelona brinda el liderato al Atlético de Madrid, que se mide al Levante, e incluso al Real Madrid, con quien podría compartirlo si los blancos consiguen ganar este domingo en su visita a Mestalla.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon