Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Crónica | Málaga-Real Madrid: 1-1, empate y adiós a la liga

Bolsamanía Bolsamanía 21/02/2016 Bolsamanía

El Real Madrid se despidió, casi de forma definitiva, del título de Liga, tras empatar (1-1) ante el Málaga en La Rosaleda en un partido en el que Cristiano Ronaldo marcó el tanto blanco y erró un penalti, y los blancos volvieron a mostrar su peor versión fuera de casa, lo que le aleja hasta 9 puntos del liderato del FC Barcelona.

El conjunto blanco llegaba a la capital de la Costa del Sol con la imperiosa necesidad de sumar tres nuevos puntos fuera de casa que le permitieran mantenerse en la pelea por el campeonato doméstico con Barça -que este sábado se ponía a 10 puntos tras vencer (1-2) a Las Palmas- y un Atlético a tan solo 1 punto, a la espera de lo que hiciera frente al Villarreal.

El encuentro comenzó con un Málaga muy ordenado, que dificultaba las llegadas de los merengues a la meta de Kameni. Tan solo Jesé -novedad en el once inicial tras la baja de última hora de Benzema por dolencias en su espalda-, y el exmalaguista Isco -que este domingo ejerció de '9' durante muchos tramos del encuentro-, gozaron de buenas oportunidades para adelantar a los suyos en el marcador..

Tan solo dos minutos después (min. 20'), Horta tenía en sus botas, de nuevo, el 1-0 para el conjunto malagueño en otra 'empanada' de la zaga visitante, pero su disparo se fue ligeramente desviado. Y en el fútbol, el que perdona lo acaba pagando. Transcurrida poco más de media hora de juego, un Cristiano Ronaldo desaparecido hasta entonces, puso en ventaja a los blancos. El portugués cabeceó de espaldas a portería, y en clarísimo fuera de juego, un balón de Toni Kroos en una jugada a balón parado para sumar su gol número 22 en Liga esta temporada y meter presión a Luis Suárez (24) en la lucha por el 'Pichichi'.

En la siguiente jugada pudo resolver el encuentro el conjunto merengue, de no haber sido por un Kameni que resultó de nuevo salvador. Weligton cometió un penalti tan inocente como claro sobre el propio Cristiano, pero esta vez el luso no estuvo acertado. Bien por mérito del guardameta o por demérito del atacante -que lo tiró algo centrado-, lo cierto es que el camerunés adivinó las intenciones del '7' y le paró una pena máxima por segunda vez en su carrera.

A pesar de esto, el Málaga continuó mostrando una gran seguridad e hizo sufrir a los de Zidane hasta que Iglesias Villanueva decretó el final de la primera parte. De hecho, Cop pudo poner la igualada en el marcador pero Keylor, en primera instancia, y Ramos, ya en línea de gol, lo evitaron. Un gol de esos psicológicos que hubiera permitido al Málaga irse al descanso con más tranquilidad, pero que, finalmente, no subió al marcador.

EMPATE Y ADIÓS A LA LIGA

Tras el paso por vestuario, el guion se repitió. El Málaga no hincaba las rodillas y el Madrid apelaba a la calidad de sus hombres de arriba para meter el miedo en el cuerpo a los locales. Un continuo 'tiki-taka' de ocasiones que, finalmente, acabó favoreciendo a los intereses de los de Javi Gracia.

Los blanquiazules aprovecharon la parsimonia que estaban mostrando los blancos para poner la igualada en el marcador (66'). De central a central, Welington la puso perfecta desde la izquierda para que Albentosa, como si de un delantero centro se tratara, definiera a la perfección e hiciera justicia.

© Proporcionado por Bolsamanía

Zidane dio entrada a Lucas Vázquez y James en detrimento de Jesé e Isco, respectivamente, consciente de que un nuevo tropiezo suponía decir adiós casi de forma definitiva a la Liga. Pero ni siquiera esto sirvió para frenar las embestidas de un Málaga que veía que podía sacar algo positivo en su casa. De hecho, Keylor Navas se vio obligado a volar -literalmente- para enviar a córner un cabezazo de Charles a centro de Camacho -uno de los mejores del partido- que ya se colaba entre los tres palos.

Con el partido a punto de morir, el Madrid puso una marcha más, esa que se echó en falta durante todo el encuentro- y logró encerrar al Málaga en su campo. Marcelo ponía continuos centros al área en busca de una individualidad arriba que rescatara a los blancos. Pero, finalmente, el 1-1 se mantuvo en el marcador. Un reparto de puntos insuficiente para ambos conjuntos pero que si a alguien perjudica es a los blancos, que acaban de forma casi definitiva con sus aspiraciones de hacerse con el título liguero.

Tras este tropiezo, el Real Madrid se distancia ya en nueve puntos del líder, el FC Barcelona, que ya suma 63, y es segundo a falta de lo que haga el Atlético de Madrid en su partido contra el Villarreal en el Calderón. Por su parte, el Málaga se sitúa en la zona media de la tabla como décimo clasificado, con 31 puntos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon