Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cristiano Ronaldo, víctima de su propio descontrol

Bolsamanía Bolsamanía 26/01/2016
Cristiano Ronaldo. © Reuters Cristiano Ronaldo.

Cristiano Ronaldo está en un momento delicado. Aunque el Real Madrid es el equipo más goleador de la Liga con 58 tantos, su principal referencia en el ataque ha sido superada por Karim Benzema y es que su estado de forma se ha resentido recientemente. Esta situación hace que Zinedine Zidane se encuentre en una difícil tesitura tras la reciente lesión de Gareth Bale y el bajo tono de James.

Es por ello que Cristiano se muestra desesperado y reaccione de forma agresiva en el terreno de juego. Prueba de ello son las cinco agresiones que lleva en menos de tres meses, un comportamiento que ha abierto el debate sobre cuál es el estado mental del jugador blanco.

Al respecto, Ronaldo prefiere no pronunciarse. La única vez que él ha hecho mención a una de estas acciones, según pública Marca, fue después del partido ante el Sporting, en el que lanzó una patada a Nacho Cases: "Fue instintivo. Pudieron sacarme la tarjeta amarilla. Si le doy una patada a propósito, no se levanta".

Cinco agresiones

El primer encontronazo sucedió el 31 de octubre en la visita de Las Palmas al Santiago Bernabéu. El rival, David Simón, y Cristiano Ronaldo se quedó sin sanción. El segundo enganchón fue en el encuentro contra el Sevilla. El luso soltó su brazo en un contragolpe al ser agarrado por Krychowiak. El árbitro dejó que continuara el encuentro.

El siempre "osado" Dani Alves fue la víctima número tres de Ronaldo. En el derbi salía a la contra el Real Madrid de la mano del portugués cuando el lateral azulgrana apareció en el camino del 7 blanco. Cristiano dejó el codo ante la insistencia del brasileño. Esta acción, a diferencia de las demás, sí fue vista por el colegiado, que sancionó con amarilla al luso.

Por otro lado y con el partido ya resuelto, Ronaldo soltó la pierna al jugador del Sporting Nacho Cases, cuando éste le había metido el cuerpo para intentar robarle el balón.

En el encuentro de esta la pasada jornada ante el Betis, Cristiano se las tuvo con el lateral bético Molinero. En todo caso, que se viera, lances dentro de los límites del reglamento. Hasta que el portugués no controló sus nervios y lanzó la pierna a Molinero.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon