Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuatro previsiones económicas para aprovecharse de 'un mercado que está nervioso'

Bolsamanía Bolsamanía 11/05/2016 Óscar Giménez

El mercado registró fuertes caídas en el primer trimestre, se recuperó tímidamente en abril, y no está muy claro que dirección toma en mayo. Lo que sí parece más evidente, es que “algo está cambiando”, explica el gestor de renta variable Amit Lodha, de Fidelity, que apunta que hay cuatro claves económicas que moverán las bolsas durante los próximos meses.

“Desde el punto de vista de la inversión, el entorno está cambiando y debemos estar aún más atentos a los acontecimientos. En tiempos de cambio hay menos personas actuando con convicción, ya que nadie parece capaz de reconocer el patrón de comportamiento del mercado”, señala Lodha en un informe en el que explica que “los mercados están nerviosos y la incertidumbre política está elevando la inquietud”, ante hitos como el referéndum en Reino Unido, o las elecciones de Estados Unidos y Alemania, además de España. Desde el punto de vista macro, hay cuatro factores a vigilar:

1. EL DÓLAR

Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal (Fed) ha asegurado que el banco central no subirá los tipos si la economía no se “recalienta” de verdad. En este sentido, y pese al crecimiento de la actividad manufacturera, del empleo y de los salarios, “creemos que el mercado ha conseguido doblegar a Yellen”.

“Tras este giro de 180 grados de la Fed, los mercados de divisas han registrado una volatilidad superior a la media”, señala el experto, que añade también que “parece” que en la última reunión de las potencias del G20 se hizo un pacto para no comenzar una guerra de devaluaciones de divisas. “No obstante, el hecho de que el euro y el yen se hayan revalorizado (a pesar de los tipos de interés negativos) me hace pensar que si el dólar estadounidense vuelve a cambiar de aspecto y (a pesar de la postura de cautela de Yellen) decide avanzar más, muchas cosas podrían cambiar completamente y de repente”.

2. LA RESERVA FEDERAL

© Proporcionado por Bolsamanía

El ya mencionado banco central estadounidense va a copar muchos titulares en las próximas semanas, antes de la reunión que celebrará los días 14 y 15 de junio. “La trayectoria alcista de tres años del dólar parece estar tocando a su fin. En parte, ello es debido a que ahora parece que la Fed subirá tipos únicamente un par de veces este año, en lugar de las cuatro veces que se barajaban a comienzos de 2016”. Sin embargo, prosigue el gestor de Fidelity, “siempre que los tipos estadounidenses no se muevan, el dólar estadounidense tiene argumentos fundamentales para mostrar debilidad”.

3. PETRÓLEO

Muchos culparon de las caídas de las bolsas al desplome del petróleo entre diciembre y mediados de febrero, cuando marcó mínimos de 12 años por debajo de 30 dólares. Aunque la correlación no está clara, lo cierto es que desde entonces el crudo se ha recuperado y cotiza holgadamente por encima de los 40 dólares, pero la indecisión de los productores para congelar la producción deja muchas interrogantes.

“Nuestros analistas viajaron recientemente a Houston para saber de primera mano cómo está la situación del fracking en Estados Unidos. Regresaron con la convicción de que la actividad estaba descendiendo claramente, lo que significa que la producción de petróleo de esquisto de EE.UU. se contraerá y el mercado probablemente se equilibre en la segunda mitad de 2016 o la primera mitad de 2017”, explica Amit Lodha.

El experto pronostica un alza de los precios hasta el entorno entre 50 y 60 dólares. Así, tras el rebote reciente, “los precios todavía tienen recorrido también por la debilidad del dólar y el leve recalentamiento de la economía estadounidense”.

“Aunque sigo manteniendo una postura favorable a la energía a corto-medio plazo, mi visión no está tan clara a largo plazo. Creo que podríamos presenciar un fuerte movimiento al alza de la energía y después, la era del petróleo se habrá acabado” indica Lodha.

CHINA

Otro quebradero de cabeza para los inversores ha sido la desaceleración económica del gigante asiático. No obstante, “China introdujo un importante paquete de medidas de relajación monetaria el año pasado que finalmente han comenzado a sentirse en la economía”, apunta el gestor de Fidelity, que indica que hay una mejoría de los datos económicos y, por ejemplo, varias empresas de acero y cemento están anunciando aumentos de producción después de dos años.

Por ello, los mercados no han estado tan preocupados por China en los últimos tres meses, aunque Amit Lodha advierte que “la economía china no ha salido completamente del túnel, ya que todavía tenemos que ver más reformas para afrontar el problema de los préstamos improductivos”.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon