Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Déficit: la herencia 'envenenada' que deja el PP al nuevo Gobierno

Bolsamanía Bolsamanía 01/04/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

El nuevo Gobierno va a tener que enfrentarse a un duro ajuste para contener el déficit público. El Ejecutivo en funciones de Mariano Rajoy dio a conocer este jueves los niveles en los que se situó a finales de 2015, sorprendiendo al reportar un déficit del 5,16% del PIB cuando lo acordado con Bruselas era un 4,2%. El objetivo para este 2016 es del 2,8%, por lo que el equipo de gobierno que suceda al PP en La Moncloa deberá impulsar medidas que permitan reducir el déficit en 23.600 millones de euros.

Una cantidad que, según recoge El País, es la misma que hubo que recortar en 2012, precisamente el año en el que el PP aprobó la subida de impuestos y recortó en sanidad y educación. Antes de las elecciones el Gobierno negó que fuese a haber un desvío del déficit, aunque ahora, ya en funciones, no le ha quedado más remedio que reconocer que ha sido así, aunque no ha asumido responsabilidades por ello, sino que ha culpado a las comunidades autónomas y al gasto en otras partidas extraordinarias.

En concreto, fue el ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, el que echó balones fuera al achacar la desviación, que ha desbordado todas las previsiones oficiales, a partidas presupuestarias excepcionales que no volverán a repetirse este año, como el tratamiento de la Hepatitis C, que se elevó a 1.090 millones de euros. Además, también dijo que se debía a otros cerca de 2.000 millones que afloraron en Cataluña tras la construcción de una prisión y otros 200 millones de un tranvía en Aragón. Estos gastos, remarcó, ya explicarían por sí solos alrededor de un tercio de la desviación del déficit.

No obstante, Bruselas va a pedir explicaciones, y el Gobierno en funciones va a tener que relatar cómo los números rojos de la Administración pública superan en casi 10.400 millones el objetivo pese a que, hasta hace unas semanas, defendía que apenas habría desviación.

LOS MATICES DEL AJUSTE

No obstante, pese a que el nuevo Gobierno tendrá que hacer un importante ajuste, lo cierto es que la situación no es exactamente la misma que en 2012, cuando se produjeron los grandes recortes del PP. Hay que recordar que la economía está creciendo, mientras que hace cuatro años caía bruscamente.

Además, parte de la desviación del déficit, unos 3.200 millones, se debe a gastos que no se repetirán en los próximos ejercicios y que fueron relatados por Montoro este jueves. Y a ello se suma el hecho de que el Ejecutivo también ha aumentado la financiación de las comunidades en 10.000 millones este año, lo que ayudará a equilibrar las cuentas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon