Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Día clave para la banca italiana: está en juego el futuro de Monte dei Paschi

Bolsamanía Bolsamanía 24/11/2016 Nieves Amigo

© Proporcionado por Bolsamanía
El referéndum de Italia del próximo 4 de diciembre es, a día de hoy, una de las mayores preocupaciones que tienen los mercados. Preocupa, y mucho, que los italianos voten 'no' a las reformas constitucionales que ha planteado Matteo Renzi para conseguir que Italia sea un país más gobernable. La oposición alega que estos cambios, que, entre otras cosas, restan poder el Senado para evitar que la aprobación de las leyes tenga que pasar el doble filtro de Congreso y Senado, darían demasiado poder al primer ministro.

Las encuestas dicen que los italianos votarán en contra de las propuestas de Renzi, aunque las encuestas han errado durante todo el año, especialmente las que predecían que no habría Brexit en Reino Unido y que ganaría Hillary Clinton en Estados Unidos. Si al final las encuestas aciertan, le negativa de los italianos podría llevar a la dimisión del propio Renzi, ya que éste ha vinculado su futuro político al resultado del referéndum. La inestabilidad política en Italia supondría un foco añadido de tensión para Europa, con al posibilidad de que se produzca un 'Italexit', es decir, la salida de Italia de la Unión Europea, e implicaría que la esperada reestructuración del sistema bancario italiano, que tanto está pesando en el sector europeo, quedaría en suspenso.

MONTE DEI PASCHI PASA A ESCENA

Monte dei Paschi es el 'farolillo rojo' de la banca italiana. En los test de estrés de finales del pasado mes de julio, que buscaban sacar a la luz la morosidad acumulada en los balances bancarios, Monte dei Paschi fue el único banco europeo que 'suspendió' y no logró alcanzar el umbral mínimo de capital básico del 5,5%. Tras este resultado, Monte dei Paschi, el banco en activo más antiguo del mundo, anunció un plan de recapitalización por el que se comprometía a vender una cartera de créditos dudosos por 9.200 millones y a ampliar capital por 5.000 millones.

En la junta extraordinaria que celebra este jueves el banco, los accionistas deberán aprobar su recapitalización a través de esta ampliación de capital de 5.000 millones de euros. Además, Alessandro Falciai, miembro del consejo del banco con el 1,8% del capital, podría ser elegido nuevo presidente. Según informaba a principios de mes Corriere della Sera, Falciai tendría los apoyos de la Fundación Monte dei Paschi di Siena, del Tesoro italiano y de Axa, quienes ostentan un 1,5%, un 4% y un 3,17% del banco, respectivamente.

El comportamiento de Monte dei Paschi en bolsa es "el propio de una empresa quebrada", dicen los analistas de Bolsamanía. Muchísima volatilidad en unas acciones que se hundían un 75% hasta julio y que subieron un 140% en la segunda mitad de octubre (entre el 18 y el 25 de octubre). Además, el pasado día 7 de noviembre se dispararon un 22% en medio de los rumores del nombramiento de Falciai y de las especulaciones que apuntaban que el banco iba por 'el buen camino' en la búsqueda de accionistas para suscribir su ampliación de capital.

En estos momentos Monte dei Paschi sube un 6% en el Ftse MIB italiano (+0,5%). El resto de bancos, como Banca Popolare (-1,8%) o Banca Popolare di Milano (-1,8%) registran pérdidas una jornada más. En España, los bancos también caen, tanto BBVA (-0,46%) como Santander (-0,8%) cotizan en rojo. Popular es, un día más, el peor valor del Ibex, con caídas ahora del 2,5%. El índice bancario europeo, el Euro Stoxx Banks, cae un 0,4%.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon