Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Demoledor testimonio de la madre biológica del niño preadoptado en Valencia

Bolsamanía Bolsamanía 13/09/2016 Bolsamanía

La madre del menor asturiano en situación de preadopción en la Comunidad Valenciana, María José Abeng Ayang, ha asegurado este martes que su hijo, con el que se reencontró este lunes, está "tranquilo" en el domicilio familiar. En una carta publicada por su abogada en redes sociales, Abeng asegura que le "arrebataron" al menor y que ella no dio al niño en acogida.

En la misiva, se ha dirigido a los padres preadoptivos y al abogado de los mismos, después de que el asunto haya saltado a los medios a nivel nacional. "No soy yo quien les ha puesto en esta situación, solo soy una madre que ama por encima de todo a su hijo", sostiene. "El niño está bien. Tranquilo como soy yo, y como es él. Respétennos y déjennos disfrutar lo que se nos ha denegado estos cuatro años", ha reclamado.

© Proporcionado por Bolsamanía

Frente a las declaraciones vertidas por el abogado de los padres adoptivos, Enrique Vila, ha asegurado que no le han "quitado" a su hijo por "llevar mala vida", mientras explica que ingresó en un centro de menores a la edad de 11 años al considerar la Administración que estaba "desamparada" a pesar de que vivía con su madre. A los 14 años se quedó embarazada, aún viviendo en el centro público, y la administración le dijo "muy cordialmente" que el menor iba a ser dado en adopción.

"No soy alcohólica, ni drogadicta, ni tan siquiera fumo. No me maltratan ni me han maltratado jamás, como usted, Sr. Vila, osa decir. No me quitaron a mi hijo por llevar mala vida, porque yo era una niña custodiada, que vivía en un centro de acogida", ha defendido.

Sobre cómo se han desarrollado los acontecimientos, ha lamentado que desde que se enteró de que estaba embarazada "esta idea no gustó" a quien, según sus palabras, la "había desamparado amparándola". "Ni entraba en sus planes que yo pudiera hablar más de la cuenta y mucho menos que me quedara con mi hijo", sostiene.

La madre relata además cómo cuando empezaron los asistentes sociales y los educadores a "intentar" convencerla de que su hijo "debía ser dado en adopción", huyó de España hasta Guinea, su país de origen, para evitar que le arrebataran al menor.

Sin embargo, el abogado de su madre la convenció para que volviese. Al regresar se puso de parto, el día 4 de junio de 2012. "Ni tan siquiera me dejaron ver a mi hijo. Le sacaron del hospital al día siguiente, mientras yo me quedé siete días. No me dejaron amamantarlo, no me dejaron acariciarlo, ni tenerlo conmigo. Nadie me decía donde estaba, solo que le iban a dar en adopción", recuerda.

Al salir del hospital, la madre tuvo que volver a su centro de acogida mientras su hijo estaba reubicado en otro diferente. "Ni siquiera nos dejaron estar juntos. Me programaron unas visitas un día a la semana durante una hora. A los seis meses me redujeron las visitas, a una hora al mes, y a los tres meses suspendieron todas las visitas", afirma.

En su misiva, la madre invita a investigar si hay más casos como el suyo, "de negligencia de la Administración Pública" porque, afirma, hay más personas en su situación. En esta misma línea, ha reproducido un extracto de una carta recibida en 2013 por parte de la Jefa de la Sección de Centros de Menores del Principado de Asturias. "También cabe la posibilidad, aunque no estés conforme con el acogimiento preadoptivo de tu hijo, de que no recurras al entender que lo mejor para tu bebé es tener unos padres que le puedan dar todo lo que tu querrías pero no estás en condiciones de darle y, que te despidas llegado el caso", refleja

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon