Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Desmontado el gran argumento a favor del Brexit: los ingresos caerán igualmente

Bolsamanía Bolsamanía 16/08/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Los británicos experimentarán una reducción de sus ingresos tras el 'Brexit', incluso si la mano de obra inmigrante se reduce y ello hace subir levemente los salarios, según un estudio de Resolution Foundation recogido por Bloomberg, en el cual se recoge que los ingresos reales de los británicos caerán un 2% para 2018.

El estudio ha analizado el impacto de la inmigración en la economía del Reino Unido durante los últimos 10 años, y ha llegado a la conclusión de que la llegada de extranjeros no tuvo un impacto global sobre los salarios británicos, aunque determinados puestos de trabajo, , como limpieza, ventas o seguridad, sí experimentaron ciertas caídas salariales. El resentimiento a la inmigración como factor que presiona a la baja en los sueldos ha sido la principal bandera agitada por los partidarios del 'leave' durante la campaña anterior al referéndum del 23 de junio.

LA CAÍDA DE LA ECONOMÍA SE COMERÁ TODA SUBIDA SALARIAL

El estudio por tanto reconoce que los salarios bajos en los sectores más afectados por la inmigración en el Reino Unido podrían subir entre un 0,2% y un 0,6% para 2018 si el saldo migratorio (inmigrantes que llegan a Reino Unido menos los migrantes ingleses que se van del país) disminuyera a 100.000 personas. En 2015, esta diferencia fue de unas 333.000 personas de acuerdo al estudio.

No obstante, las últimas previsiones del Banco de Inglaterra publicadas durante este mes de agosto, en las que se mostraba que habrá un menor crecimiento económico y una mayor inflación tras el 'Brexit', hará que cualquier subida sea neutralizada por una caída del 2% en los ingresos reales de los británicos para 2018. Hoy además se ha conocido el dato del IPC de Reino Unido en el mes de julio. Los precios se incrementaron una décima en julio hasta el 0,6%, alcanzando el nivel más alto desde noviembre de 2014.

Se cae por tanto el principal argumento de los partidarios del 'Brexit', que han venido advirtiendo durante todo este tiempo del efecto de la inmigración. "Aquellos que esperan un alza salarial tras una caída de la inmigración post-Brexit es probable que vayan a estar decepcionados. Cualquiera de las ganancias (salariales) serán eclipsadas ​​por las pérdidas causadas por la desaceleración de la economía posterior al referéndum", ha asegurado el analista político de la Resolution Foundation, Stephen Clarke.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon