Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Detenidos cuatro de los 13 internos fugados el domingo del CIE de Aluche

Bolsamanía Bolsamanía 28/11/2016 Bolsamanía

Cuatro de los 13 internos que se fugaron este domingo del Centro de Internamiento de Extrajeros (CIE) del madrileño barrio de Aluche han sido detenidos este lunes cuando intentaban forzar la puerta de un supermercado en el distrito de Arganzuela, han confirmado fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

© Proporcionado por Bolsamanía

Los detenidos son cuatro varones mayores de edad, tres argelinos y un marroquí, según han precisado fuentes policiales. Los 13 huidos se fugaron tras sabotear la instalación eléctrica del edificio. A media tarde, varios internos provocaron un apagón en el centro, momento que aprovecharon trece de ellos para saltar la valla perimetral del CIE, ubicado en la misma parcela de la antigua cárcel de Carabanchel, en el sur de la capital.

Hay que recordar que este acontecimiento se produce apenas un mes después del motín organizado en el mismo centro, cuando 39 inmigrantes permanecieron en la azotea del edificio en la madrugada del martes 18 de octubre. Las personas que residían en el centro exigían el cierre del recinto y la cancelación de las órdenes de expulsión que recaen sobre ellos. Finalmente, el motín acabó a las 10 de la mañana del día siguiente.

También hay que recordar que en Murcia una docena de internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Sangonera la Verde se fugaron en la noche del 14 al 15 de noviembre tras un motín en estas instalaciones en el cual resultaron heridos de carácter leve tres agentes de Policía Nacional, según informaron fuentes policiales.

Además, a principios de este mes otro medio centenar de personas, la mayoría de ellos argelinos, se amotinaron en el CIE de Barcelona. La revuelta empezó tras la hora de la cena, cuando los internos abandonaban el comedor. Los amotinados intentaron retener al personal exterior que se encarga de la cocina del CIE, pero lo evitó la policía nacional. Unas dos horas después de que comenzase el motín, el director de las instalaciones convenció a los amotinados para que abandonaran y permitieron la entrada de los antidisturbios para acompañarlos de vuelta a sus celdas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon