Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Detienen a la mujer que denunció a su marido por ponerle pegamento en la vagina por este impactante motivo

Bolsamanía Bolsamanía 26/10/2016 Bolsamanía

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Ponferrada (León), competente en materia de Violencia de Género, ha decretado la puesta en libertad de I.R.G, quien permanecía en prisión desde el pasado jueves después de que su expareja le denunciase por haberla secuestrado, agredido y arrojado líquido abrasivo en la vagina, al considerar que la mujer simuló los hechos.

El Juzgado investiga ahora a la mujer, que ha sido detenida, por los delitos de denuncia falsa y simulación de delito ya que hay pruebas de que los elementos utilizados para simular el secuestro fueron comprados por ella, han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), recoge Europa Press.

Además, la persona que ayudó a la mujer a simular el secuestro ha confesado que participó en los hechos, que se remontan al martes de la semana pasada, 18 de octubre, cuando la mujer presentó en el cuartel de la Guardia Civil de Bembibre una denuncia contra su expareja por un presunto secuestro y por arrojarle líquido abrasivo en la vagina.

Según relató la mujer, cuando se disponía a salir de su casa a las 23.00 horas del pasado 18 de octubre, dos personas se abalanzaron sobre ella y le metieron en un coche y aunque pudo reconocer a su expareja no pudo aportar datos de la otra persona. Asimismo, según relató la abogada de la mujer, la víctima estuvo maniatada y desnuda y le taparon los ojos con una media, tras lo que fue sometida a abusos y vejaciones. Varias horas después fue abandonada cerca de una casa.

La letrada Emilia Esteban, abogada de la mujer de Fabero (León) que ha sido detenida por presentar una denuncia falsa en contra de su expareja por un delito de violencia machista, la abogada asegura sentirse "engañada". "Yo creí firmemente en su palabra". Esteban ha afirmado que se siente "impactada" por lo ocurrido, recoge Europa Press.

La letrada se enteró de la detención de su clienta en los juzgados de Ponferrada (León), precisamente cuando se interesaba por el caso y por la búsqueda de los dos supuestos cómplices que la habían secuestrado en Fabero para llevarla a Bembibre, donde la mujer denunció la agresión.

"Voy a renunciar. No puedo defender a alguien que me engaña y me miente. Ella insiste en su versión pese a que se le ha dicho que hay pruebas contra ella", recalca. Y es que la abogada recuerda que hay muchas mujeres que sí sufren violencia machista y estas denuncias falsas sólo las perjudican. "Se le da la razón a muchos hombres cuando alegan que las denuncias son falsas. Me duele por todas las que de verdad sufren. Esto no ayuda", ha zanjado.

© Proporcionado por Bolsamanía

EL SUPUESTO SECUESTRO

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Ponferrada (León), competente en materia de Violencia de Género, decretó el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de I.R.G. como presunto autor del secuestro y agresión de su expareja, una mujer de 36 años vecina de Fabero, denunciada en la madrugada del martes 18 en Bembibre.

El Juzgado, que además ha declarado el secreto de las actuaciones, ha dictado auto de ingreso en prisión sobre el individuo como presunto autor de los delitos de detención ilegal y quebrantamiento de condena derivado de la violencia sobre la mujer sobre su expareja, han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).

El hombre fue arrestado el martes en Castropodame (León) y pasó al día siguiente a disposición del citado Juzgado, que tomó declaración al sospechoso y a la víctima de los hechos denunciados, que supuestamente se produjeron la noche del lunes al martes, en torno a las 23.00 horas, cuando dos personas abordaron a la mujer, que se preparaba para dar un paseo a su perro, y la metieron en un coche.

Aunque la mujer pudo reconocer a su expareja, no pudo aportar datos sobre el otro agresor, y ha denunciado que fue sometida a abusos y vejaciones e incluso le echaron "un líquido que le quemaba en su zona íntima, a parte de pegamento".

El individuo al que se ha detenido contaba con una pulsera telemática, aunque ella no llevaba el dispositivo que alerta de su cercanía en el momento de los hechos, fruto de una denuncia por malos tratos. A ella se suma otra posterior por quebrantamiento de condena precisamente al día siguiente de salir de prisión, el pasado viernes, cuando supuestamente escribió un mensaje a la mujer, pero que no se pudo acreditar, motivo por el que quedó en libertad.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon