Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Deutsche Bank: compren Wall Street y olviden la zona euro

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 07/02/2017 César Vidal

Los analistas de Deutsche Bank tienen muy claras sus preferencias bursátiles de cara a 2017. Su apuesta se dirige claramente hacia Wall Street, en detrimento de la zona euro.

Sin embargo, debido al posicionamiento alcista de la mayoría del mercado, también observan que ha aumentado el "riesgo táctico" de una corrección en la bolsa estadounidense. En su opinión, las medidas de Donald Trump tendrán un efecto económico positivo sobre la economía de Estados Unidos, mientras la zona euro seguirá atenazada por el riesgo político, sobre todo en la primera mitad del año.

© Proporcionado por Bolsamanía

"Seguimos pensando que la victoria de Trump es un cambio de régimen positivo en Estados Unidos. Las rebajas fiscales y la menor regulación dirigirán a la economía hacia un mejor equilibrio de largo plazo de mayor crecimiento, inflación y tipos de interés. Pero este cambio de régimen también viene acompañado de un mayor grado de incertidumbre política", afirma David Folkerts-Landau, economista jefe de la entidad germana.

Por el contrario, al analizar la zona euro, este experto señala que "la política sigue siendo el riesgo clave en Europa, especialmente en la primera mitad del año. Donde estamos más preocupados sobre los riesgos es en Italia y Francia. Aunque no esperamos un impacto material macroeconómico este año, estos acontecimientos merecen especial atención, porque los mercados han empezado a descontar parte de ese riesgo".

Entre las previsiones económicas que maneja Deutsche Bank, Estados unidos acelerará su crecimiento, especialmente en el segundo semestre de 2017, para llegar a una subida del PIB del 2,5% en el conjunto del año. Y para 2018, la previsión es mucho más positiva, ya que anticipa un crecimiento del 3,6%. Por el contrario, pese al buen momento que vive la zona euro, prevé que el crecimiento se suavice hasta el 1,3% en 2017.

Uno de los países que más preocupa a Deutsche Bank en Europa es Italia. En su opinión, hay probabilidad de elecciones anticipadas en junio o septiembre. Y en este escenario, puede formarse un Gobierno inestable, que no sea capaz de impulsar el crecimiento y alimente el euroescepticismo, que según algunas encuestas ha aumentado ya hasta el 45%. Además, Italia es uno de los países más vulnerables a una retirada de estímulos por parte del Banco Central Europeo (BCE).

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon