Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Deutsche Bank dice adiós a clientes para lanzar la rentabilidad del grupo

Bolsamanía Bolsamanía 30/10/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Anshu Jain estuvo dos décadas en Deutsche Bank en las que convirtió a la entidad en un gigante de la banca de inversión a nivel global. Ahora, el banco recortará la lista de sus clientes a la mitad para aumentar la rentabilidad del grupo.La mayor entidad financiera de Alemania presentó sus resultados este jueves, con unas pérdidas récord de 6.024 millones de euros en el tercer trimestre.La compañía también anunció su nueve estrategia, basada en un profundo ajuste. El banco ha anunciado el despido de 15.000 empleados y dirá adiós a 10 países (Argentina, Chile, México, Perú, Uruguay, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Malta y Nueva Zelanda).“Lamentablemente, esto también significa el cierre de algunas filiales y localizaciones en países, así como reducir el personal de cara al público y en infraestructura”, indicó John Cryan, co-consejero delegado del banco.REDUCIR COSTESBloomberg explica en un análisis que el punto de inflexión para el grupo alemán supone decir adiós a la mitad de sus clientes. Cryan, que asumió funciones como co-CEO de Deutsche Bank en julio, tiene planes para reestructurar la empresa en contra de la expansión vivida con Jain.El grupo quiere un ahorro de 3.800 millones de euros en los próximos tres años, para ser más eficiente y aumentar sus reservas de capitalAhora, el objetivo pasa por dirigir al banco hacia los clientes con más ingresos y reducir la plantilla. La única meta por ahora es disminuir los costes y reavivar al grupo maltratado ante la batería de regulaciones y normas más rígidas sobre las reservas de capital. Así, quiere cortar lazos con países y clientes de “alto riesgo” y “perspectivas limitadas”.OTRO PROBLEMA EMPRESARIAL EN ALEMANIAEn las últimas semanas la locomotora de la zona euro ha visto cómo dos de sus buques insignia en el campo empresarial no son precisamente motivo para presumir, aunque por razones bien distintas. Primero fue Volkswagen, que reconoció un fraude con un software para falsear la emisión de gases contaminantes en 11 millones de vehículos con motor diésel por todo el mundo.Ahora es Deutsche Bank, el banco más importante de Alemania. El grupo quiere un ahorro de 3.800 millones de euros en los próximos tres años, para ser más eficiente y aumentar sus reservas de capital. Pero esta estrategia conlleva el despido de 9.000 empleados a jornada completa y 6.000 trabajadores procedentes de contrataciones externas a nivel global.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon