Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Deutsche Bank, la espada de Damocles de los bancos europeos

Bolsamanía Bolsamanía 01/10/2016 José María Rodríguez

Deutsche Bank pasa por serios problemas y prueba de ello es que el título, desde los máximos de septiembre, se ha dejado en las últimas semanas algo más de una cuarta parte de su valor -UN 28%- hasta marcar un mínimo histórico en la sesión de este viernes en los 9,90 euros.

Como se suele decir, llueve sobre mojado. Y al pésimo comportamiento de Deutsche Bank en bolsa desde que comenzó el año se le ha unido este mes la posibilidad de que EEUU imponga a la entidad una multa astronómica, de hasta 14.000 millones de dólares, que pone en jaque la ya maltrecha salud de su balance.

Lo cierto es que en los últimos días son numerosos los rumores acerca de un posible plan de contingencia. Este supuesto rescate se llevaría a cabo una vez se ponga punto y final a las disputas legales en Estados Unidos y se conozcan las necesidades reales de capital de las cuentas del gigante financiero. Mientras tanto John Cryan, consejero delegado del banco, negaba la mayor, declarando no haber solicitado ningún tipo de rescate al Gobierno germano para afrontar la multa.

En este escenario, las especulaciones y los nervios se siguen disparando. La última estampida vendedora se produjo después de que este jueves se conociera que 10 fondos de cobertura redujeron su exposición a la entidad germana, recortando el colateral y algunas de sus posiciones. Como consecuencia, el banco se desplomó un 7% al otro lado del Atlántico y hasta un 9% pocos minutos después de que abrieran sus puertas las bolsas del Viejo Continente.

EFECTO CONTAGIO

Ni que decir tiene que la fortísima tendencia bajista de la entidad germana está contagiando al sector financiero en su conjunto. De hecho, mientras la gran mayoría de los sectores conseguían a principios de septiembre superar las importantes resistencias que presentaban en los niveles pre-Brexit, el sectorial de bancos europeos, medido por el Eurostoxx Banks, se frenaba antes de enfrentarse a ellos (102,87) y de nuevo se giraba a la baja.

Técnicamente este sector se encuentra lejos de construir ningún tipo de figura de vuelta y hoy los máximos decrecientes siguen siendo impecables y así no se sube. O lo que es lo mismo, para poder decir que algo podría estar empezando a cambiar en el sector financiero del Viejo Continente, habrá que exigirle al precio que, como mínimo, salte y consolide por encima de los 102,87 puntos (máximos de la sesión del 23 de junio).

© Proporcionado por Bolsamanía

Técnicamente, el gráfico de Deutsche Bank no puede ser más desolador, por cuanto este viernes marcaba un nuevo mínimo histórico por debajo de los 10 euros. Por lo tanto, se encuentra en “caída libre” absoluta. Dicho esto, es cierto que no se puede descartar algún rebote al alza de cierta intensidad, dentro de la clara tendencia bajista primaria, porque el precio estaría intentando reaccionar desde la potencial zona de soporte que le confiere la base del canal bajista por el que se viene desplazando el precio desde mediados de marzo. En realidad, y aun cuando rebotara hacia la parte superior del canal -es una posibilidad, no una obligación-, ahora en los 13,20 euros, la tendencia bajista seguiría intacta. De hecho, mientras los máximos y mínimos decrecientes sigan ahí no hay nada que hacer.

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon