Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dick Bove, analista de bancos: 'Es momento de vender acciones de Wells Fargo'

Bolsamanía Bolsamanía 09/09/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

"Es momento de vender acciones de Wells Fargo". Así de claro ha sido Dick Bove, analista de Rafferty Capital Markets que suele ser muy positivo con los bancos americanos (de hecho Wells Fargo es su único recomendación de venta). Bove, muy famoso en Wall Street, se ha mostrado muy duro con el banco americano tras el escándalo surgido por la creación de cuentas falsas que ha salpicado a la entidad.

En declaraciones a CNBC, Bove ha comentado que "Wells Fargo ha tratado mal a sus clientes y ha traicionado su confianza. No hay negocio en el mundo que pueda tratar mal a sus clientes y que pueda seguir creciendo". Este experto ha añadido que "lo que han hecho es inaceptable, lo peor que un banco puede hacer a sus clientes. La gente va a reaccionar contra esto y sus acciones van a bajar de manera considerable".

Bove ha recomendado a Wells Fargo que realice alguna acción para rehabilitar su imagen, como condonar todos los préstamos estudiantiles que tiene concedidos. "Si haces eso, los clientes estarán contigo toda la vida. Hace falta algo grande, comprensible e importante para recuperar la confianza de los clientes".

MULTA DE 185 MILLONES DE DÓLARES

La entidad ha despedido a 5.300 trabajadores, el 2% de su plantilla, por haber contratado sin el consentimiento explícito de los clientes más de 1,5 millones de cuentas, así como la solicitud de medio millón de tarjetas de crédito. Por este mismo motivo, la entidad ha sido sancionada con 185 millones de dólares (164 millones de euros) por estas malas prácticas.

Según la Oficina de Protección Financiera a los Consumidores (CFPB por sus siglas en inglés), varios miles de trabajadores de Wells Fargo Bank abrieron 1,53 millones de cuentas de depósito, con la intención de cumplir los objetivos de ventas y obtener las recompensas asociadas a estas metas.

En concreto, estas personas abrieron sin autorización del cliente las cuentas a las que transfirieron, también sin permiso, fondos de otras cuentas de dichos clientes, que generaron a la compañía 1,7 millones de euros en comisiones.

LA SANCIÓN MÁS GRANDE IMPUESTA POR LA CFPB

"Los empleados de Wells Fargo abrieron en secreto cuentas no autorizadas para conseguir los objetivos de ventas y recibir bonificaciones. Debido a la gravedad de estas infracciones, Wells Fargo está pagando la pena más grande del CFPB jamás ha impuesto", ha remarcado el director del CFPB, Richard Cordray. "La acción de hoy debe servir de aviso a toda la industria de que los programas de incentivos financieros, si no se controlan cuidadosamente, pueden conllevar graves riesgos que pueden tener graves consecuencias legales", ha añadido.

Los empleados del banco también llegaron a tramitar más de medio millón de solicitudes de tarjetas de crédito sin autorización ni el conocimiento de los clientes, que generaron a la entidad más de 400.000 dólares de ingresos por comisiones.

De los 185 millones de dólares de la sanción, 100 irán a parar a la CFPB, otros 35 para la Oficina del Controlador de la Moneda y 50 para la oficina del fiscal de Los Angeles. Por su parte, Wells Fargo destinará 5 millones de dólares a remediar los problemas e inconvenientes causados a sus clientes.

WELLS FARGO ASUME SU PARTE DE CULPA

Por su parte, Wells Fargo ha remarcado que devolverá a los clientes afectados unos 2,6 millones de dólares por las comisiones percibidas de manera irregular. La entidad desgranó que la devolución media por cliente es de 25 dólares. "Wells Fargo alcanzó estos acuerdos en línea con nuestro compromiso con los clientes. Wells Fargo tiene el compromiso de anteponer el interés de sus clientes en el 100% de los casos y lamentamos y asumimos la responsabilidad por cualquier ocasión en la que los clientes hayan recibido un producto que no contrataron", indicó la entidad.

El banco ha dicho también que ha realizado su propia investigación de lo ocurrido por medio de una consultora independiente. Posteriormente dicen haber llevado a cabo las acciones disciplinarias pertinentes, como el despido de los gerentes y equipos que "actuaron en contra de los valores de la entidad".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon