Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Diversos colectivos han defendido la familia tradicional en el 'Family Day' de Roma

Bolsamanía Bolsamanía 30/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Si hace una semana tuvieron lugar en Italia diversas manifestaciones en apoyo al matrimonio homosexual, este sábado en Roma en el llamado 'Family Day' católicos y conservadores se han manifestado en defensa de la familia tradicional.Católicos y conservadores se han congregado ante la votación de la nueva ley de uniones civilesTal y como informa El Mundo, este contexto refleja que la sociedad italiana está dividida entre los que pretenden continuar anclados en el pasado, y los que consideran que es inconcebible que Italia esté a la cola de la Unión Europea en el reconocimiento de los derechos de las parejas homosexuales, debido en gran parte a la influencia conservadora del Vaticano. LA LEY CIRINNÁ PARTE DE LA CAUSAItalia está a la cola de Europa en el reconocimiento de derechos de los homosexualesEl próximo martes será sometida a votación en el Senado la ley de uniones civiles, conocida como ley Cirinnà. El artículo principal establece que dos personas del mismo sexo pueden constituirse como pareja de hecho, ante la presencia de dos testigos. También prevé que estas parejas puedan adoptar un hijo cuyo padre o madre ya sea uno de los dos componentes de la pareja."Sin límites, nuestra sociedad se volverá loca", ha afirmado Massimo Gandolfini, responsable de la organización de la jornada de protesta a favor de la familia tradicional en Roma. "La ley Cirinnà no es aceptable de la primera a la última palabra. No se trata de cambiar tres o cuatro palabritas, sino de rechazarla completamente", añadió.El peso conservador del Vaticano en Italia tiene mucho que verSegún datos de El Mundo, 1.500 autobuses con manifestantes procedentes de toda Italia llegaron a la capital, algunos de ellos financiados por colectivos católicos. Además, muchos religiosos participaron en las protestas y presumían de pancarta "En defensa de la familia y de los niños". Otra destacaba "prohibido desguazar la familia". Asimismo, entre los eslóganes que se podían leer "Nos gusta la diversidad. Queremos una mamá y un papá" o "la naturaleza no se cambia". También asistieron al 'Family Day' centenares de parlamentarios, sobre todo del partido Nuevo Centro Derecha, Forza Italia, Lega Nord, y algunos representantes del ala católica de la propia formación del primer ministro italiano. En este contexto de división política es toda una incertidumbres saber cuál será el resultado de la votación de la ley en los próximos días.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon