Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Draghi mantiene los tipos en el 0% y no alarga (todavía) el calendario del QE

Bolsamanía Bolsamanía 09/09/2016 Óscar Giménez

No ha habido sorpresa. El Banco Central Europeo (BCE) mantiene su política de dinero gratis tras la reunión mantenida en septiembre. Los tipos de interés de referencia siguen así en el 0%, nivel en el que llevan desde marzo. Además, confirma que mantendrá las compras de activos al menos hasta marzo de 2017.

Van ya cuatro reuniones consecutivas en las que la institución que preside Mario Draghi mantiene inalterada su política, desde los estímulos anunciados el 10 de marzo. Los tipos aplicables a la facilidad de depósito, claves para el sector financiero, continúan por debajo de cero, en el -0,4%. En cuanto a la facilidad marginal de crédito, sigue en el nivel del 0,25%.

La política de tipos bajos continúa en septiembre y se mantendrá durante más tiempo, según adelante el organismo en su comunicado: "El Consejo de Gobierno sigue esperando que los tipos de interés oficiales del BCE se mantengan en los niveles actuales, o en niveles inferiores, durante un período prolongado que superará con creces el horizonte de nuestras compras netas de activos".

HASTA MARZO DE 2017

En cuanto al programa de compra de activos, el BCE confirma que las compras mensuales de activos se mantendrán en el nivel actual de 80.000 millones de euros mensuales. Las compras continuarán hasta marzo de 2017, "o hasta una fecha posterior si fuera necesario". En todo caso, agrega la institución, "hasta que se observe un ajuste sostenido de la senda de inflación que sea compatible con su objetivo de inflación".

Es decir, el BCE mantiene por ahora hasta el mes de marzo del año que viene su particular QE, pese a que había analistas que especulaban con que se prolongara ya el programa hasta septiembre del próximo ejercicio. El mercado estaba pendiente de la comparecencia de Mario Draghi.

PREVISIONES DEL BCE

Las previsiones de IPC para la zona euro de la institución con sede en Frankfurt se mantienen casi sin cambios tras la reunión de política monetaria de septiembre, salvo por un leve recorte en la proyección del próximo año. El IPC armonizado se situará en el 0,2% en el conjunto de 2016, según las estimaciones del BCE, escalará hasta el 1,2% en 2017 y hasta el 1,6% en 2018. El IPC sigue lejos del objetivo del 2%. "Tomará más tiempo de lo previsto anteriormente llegar al nivel pero por debajo del 2%", ha reconocido el banquero italiano. Aun así, la reducción para el próximo año no justifica la necesidad de cambiar la política monetaria, dice Draghi

En cuanto al crecimiento esperado, es del 1,7% en 2016, un 1,6% en 2017 y un 1,6% también en 2018. La previsión se ha revisado al alza en una décima para este año y se ha bajado en una décima para el próximo respecto a las proyecciones anunciadas en junio, mientras que se mantiene para dentro de dos ejercicios.

Previsiones de crecimiento e inflación del BCE

© Proporcionado por Bolsamanía

"NO HAY NECESIDAD DE MÁS ESTÍMULO"

La política monetaria del BCE "es efectiva", asegura en rueda de prensa Draghi, que añade que "los cambios no son tan importantes como para justificar una decisión de actuar", después de ser preguntado por la razón por la que no hay modificaciones de la política pese a reducirse levemente la previsión de inflación para el próximo año. Aun así, reitera que "no hay dudas acerca de la voluntad y capacidad de actuar del BCE si es necesario".

El presidente de la institución defiende además la efectividad de la política monetaria. "La transmisión de la política monetaria nunca ha funcionado mejor que en la actualidad". Pone el acento además la importancia de que contrarreste los choques imprevistos que hay en la economía.

Asimismo, el presidente del BCE reitera gran parte de su discurso de las últimas reuniones. Uno de los mensajes, es para los políticos de la zona euro: "Se necesitan reformas estructurales en todos los países de la zona euro", ya que asegura que para aprovechar los beneficios de las medidas del banco central, "otros ámbitos políticos deben contribuir mucho más resueltamente a escala nacional y europea".

En este sentido, pide "políticas fiscales que apoyen la recuperación económica y que permitan cumplir con las normas fiscales de la Unión Europea". Asimismo, considera que países como Alemania que tienen espacio fiscal, deberían utilizarlo.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon